miércoles, mayo 29, 2024
Tecnología

Investigan a los robotaxis de Amazon tras dos accidentes inexplicables

Zoox, la unidad de robotaxi autónomo de Amazon, está siendo investigada por el Gobierno de EE.UU. luego de que dos de sus vehículos estuvieran involucrados en accidentes que dejaron como saldo dos heridos.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) señaló en documentos publicados recientemente que realizará una pesquisa preliminar después de que dos SUV Toyota Highlander, equipados con el sistema de conducción autónoma Zoox, frenaran repentinamente, lo que provocó que fueran impactados por motociclistas que venían detrás.

Ambos accidentes ocurrieron durante el día y la agencia confirmó que los automóviles de Amazon estaban en modo autónomo al momento de las colisiones. De acuerdo a los reportes de AP, los choques ocurrieron el mes pasado, uno en San Francisco (California) y otro en Spring Valley (Nevada). En uno de los accidentes un motociclista sufrió heridas leves y, en el otro, un conductor de Zoox también informó de lesiones menores.

La NHTSA señaló que se evaluará el ‘software’ de los vehículos y que la investigación se centrará en el desempeño del sistema de conducción automatizada durante los accidentes, así como en su comportamiento en los cruces peatonales y «en otros escenarios similares de colisión trasera». Un total de 500 automóviles eléctricos de la firma serán analizados.

Por su parte, Zoox comunicó que está comprometido a trabajar con la NHTSA para responder a sus preguntas. «La transparencia y la colaboración con los reguladores son de suma importancia», dijo la empresa, agregando que los coches afectados tenían conductores humanos de seguridad a bordo.

Empresa bajo investigación

La firma ya estaba bajo investigación por parte de la NHTSA. En marzo de 2022 la agencia comenzó a indagar si su certificación cumplía con los estándares federales de seguridad para vehículos motorizados. El órgano dijo en ese entonces que iba a averiguar si Zoox usó sus propios protocolos de pruebas para determinar si algunos de sus estándares federales no eran aplicables debido a la singular configuración de los robotaxis, recoge AP.

Amazon adquirió Zoox en junio de 2020 por 1.200 millones de dólares. En 2023, la compañía anunció que uno de sus extravagantes transbordadores para cuatro personas transportaba de forma autónoma a sus empleados en la vía pública en una ruta de 1,6 kilómetros entre dos edificios de la empresa.

Los coches no tienen volante ni pedales. En su interior, de estilo carruaje, hay dos bancos uno frente al otro. Mide poco menos de 3,7 metros de largo y puede viajar a hasta 56 kilómetros por hora. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *