miércoles, mayo 29, 2024
Salud

Consejos de expertos para olvidarse del estrés y sus efectos en la salud

En una vida tan agitada como la actual, el estrés se manifiesta a diario, por lo que es importante adoptar recomendaciones de los especialistas para manejar esta condición y así evitar que se generen peores consecuencias para la salud.

Es por ello que una experta entregó sus recomendaciones a Infobae Colombia, puesto que el estrés no manejado adecuadamente puede disminuir la calidad de vida, afectar las relaciones personales y laborales, y disminuir la capacidad de concentración y rendimiento en el trabajo o estudios.

Incluso, hay alerta entre los médicos, teniendo en cuenta que los episodios de estrés pueden llevar a comportamientos perjudiciales como el abuso de sustancias, el consumo excesivo de alcohol, y hábitos alimentarios poco saludables.

La doctora Mejive Majjul, médica especialista en Neurología y vocera de Heel Colombia, reiteró que “Vivimos estresados porque estamos en un mundo agitado, viviendo bajo presión. El estrés se vive porque las exigencias del día a día permite levantarnos y el cortisol se despierta con el ser humano y cuando se maneja con una manera equilibrada estamos bajo una presión natural y normal pero cuando se desequilibra el cortisol en el organismo comenzamos a sentirnos estresados”.

Esta condición impacta tanto en la mente como en el cuerpo, puesto que puede llegar a generar preocupación excesiva, ansiedad, inquietud, dificultad para dormir, o manifestaciones físicas como palpitaciones, entre otras.

De acuerdo con la experta, el promover el conocimiento sobre el impacto del estrés en la vida, facilita que se adopten maneras saludables de enfrentarlo y, así, se logre mejorar el bienestar físico y mental para rendir adecuadamente en las actividades diarias.

“Existen dos clases de estrés, el agudo y el crónico, que se produce cuando los agentes duran más de una semana es cuando comenzamos a enfermarnos y alteramos los sistemas biológicos como gastrointestinales, cardiopulmonar, inflamación del cuerpo, inclusive se llega a estar deprimido y ansiosos”, reiteró la experta Majjul.

Ante las consecuencias negativas, el cuerpo reacciona como si enfrentara una amenaza, liberando sustancias como la adrenalina y el cortisol. Estas provocan cambios físicos y emocionales, como un aumento en la frecuencia cardíaca, la respiración acelerada, mayor sudoración, sensación de ansiedad o irritabilidad, y dificultades para conciliar el sueño, entre otros.

Siendo así, tanto el cerebro como el cuerpo están en alerta, más allá de lo habitual, por lo que esta condición puede llegar a afectar en gran medida las capacidades cognitivas, emocionales, expresivas y de comportamientos.

Cómo se puede combatir el estrés

  • Manejar el estrés de manera efectiva permite desarrollar resiliencia, mejorando la capacidad de afrontar desafíos futuros de manera más eficaz. Además, contribuye a mantener un equilibrio saludable entre las distintas etapas de la vida, mejorando la satisfacción personal, la productividad y fomentando relaciones saludables.
  • Es indispensable comer saludable, porque el estrés lleva a la ansiedad y se puede comer demasiado debido a los pensamientos en excesivos o, en otros casos, volverse inapetentes, bajar de peso o subir de peso alterando el metabolismo por la ansiedad.
  • Es importante realizar ejercicio o bailar para quemar endorfinas, pues esto libera del estrés.
  • Tener buena higiene de sueño para prevenir el estrés.
  • Los medicamentos de origen natural ayudan a manejar el estrés para manejar los diferentes sistemas y regular el cuerpo.

Estrategias para manejar el estrés laboral

  • El estrés laboral es uno de los principales factores que contribuyen a las afectaciones de la salud, por lo que a continuación encontrará algunas recomendaciones para sortearlo.
  • Identificación de las causas: es fundamental reconocer las fuentes del estrés laboral, ya sean cargas de trabajo excesivas, conflictos con compañeros, o falta de control sobre las tareas. Una vez identificadas, se pueden tomar medidas para abordarlas directamente.
  • Organización y priorización: establecer una lista de tareas con prioridades claras puede ayudar a gestionar mejor el tiempo y las responsabilidades. Es importante también establecer límites realistas sobre lo que se puede lograr en un día de trabajo.
  • Técnicas de relajación y pausas activas: incorporar en la rutina diaria técnicas como la respiración profunda, meditación o ejercicios físicos cortos. Tomar pequeñas pausas durante el día para desconectar brevemente del trabajo puede mejorar significativamente el bienestar.
  • Comunicación asertiva: hablar abiertamente con supervisores o colegas sobre los problemas de estrés en un marco de respeto puede llevar a encontrar soluciones conjuntas.
  • Cuidado personal: mantener una rutina saludable fuera del trabajo, incluyendo una alimentación balanceada, ejercicio regular y un sueño adecuado, es fundamental para combatir el estrés.
  • Establecimiento de límites entre trabajo y vida personal: es vital delimitar un espacio entre la vida laboral y personal, evitando llevar trabajo a casa y asegurando tiempo para actividades recreativas o de ocio.
  • Búsqueda de ayuda profesional: si el estrés laboral se vuelve abrumador y difícil de manejar, buscar la orientación de un profesional de la salud mental puede proporcionar estrategias especializadas para afrontarlo.

Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *