domingo, mayo 19, 2024
Opinión

La gratitud: La Llave hacia la Prosperidad y la Felicidad

“Todos los salvadores del mundo han utilizado la gratitud, porque todos sabían que la gratitud era una de las más altas expresiones de amor. Sabían que cuando expresaban gratitud, estaban viviendo en exacta concordancia con la ley. ¿Por qué crees que Jesús decía gracias antes de hacer un milagro?”
Rhonda Byrne
El Poder


De manera consistente invito a mis lectores a transformar sus pensamientos negativos en pensamientos positivos como la clave insuperable para lograr éxito, prosperidad, salud y felicidad. Es claro que los pensamiento y sentimientos negativos atraen más negatividad, pero al sentir gratitud nos hala hacia lo positivo, ya que no podemos sentirnos estresados y dichoso al mismo tiempo. Al respecto, en el libro El secreto perdido para atraer todo lo que deseas, Joe Vitale explica: “No puedes sentir gratitud y negatividad al mismo tiempo. La negatividad debe disolverse.”

La gratitud tiene un gran poder que no imaginamos. Permíteme, estimado lector, compartirte algunas trasmutaciones sorprendentes, ocasionadas por la gratitud, que esboza Rhonda Byrne en su libro El Poder:

  • Conozco miles de personas en las peores situaciones imaginables que han cambiado sus vidas completamente mediante la gratitud. Sé de milagros que han ocurrido en la salud de personas cuando parecía no haber esperanza: riñones defectuosos que se han regenerado, corazones enfermos que han sanado, vista restaurada, tumores que desaparecen y huesos que crecen y se reconstruyen.
  • Sé de relaciones rotas que se han vuelto magníficas a través de la gratitud: matrimonios fracasados totalmente restaurados, familiares distanciados que se han reconciliado, padres que han transformado las relaciones con sus hijos y adolescentes, maestros que han cambiado a alumnos.
  • He visto personas que han estado en la pobreza total hacerse ricos mediante la gratitud: gente que ha dado un giro a negocios fracasados y personas con problemas de dinero toda su vida que han creado abundancia. Alguien incluso pasó de vivir en la calle a conseguir un trabajo y un hogar en una semana.
  • Sé de personas con depresión que han dado un salto hacia la alegría y hacia una vida plena de realizaciones a través de la gratitud.” (las viñetas y las negrillas son propias)

En síntesis, se puede afirmar que la gratitud es la llave que abre las puertas de la prosperidad y la felicidad. Por tanto, buscar motivos para estar agradecidos hace que una persona se sienta mejor; de hecho, la psicología positiva lo ha demostrado a partir de numerosos estudios sobre la importancia y el trato que se le ha dado a la gratitud a lo largo del siglo XX y principios del XXI. En el libro Psicología de la Gratitud. Integración de la Psicología Positiva y Humanista, su autora, Gloria Bernabé Valero, destaca que progresivamente va aumentando el interés específico por la gratitud y se le da un tratamiento más profundo, y precisa: “Aunque se produce un aumento progresivo en el número de artículos que tratan la gratitud a medida que avanzan las décadas desde los inicios del siglo XX, no es hasta la década de los 2000 que proliferan las publicaciones (N = 774), triplicando los publicados desde 1900 hasta 1990 (N = 291). A partir de la década de los ’80, el aumento es muy significativo con respecto a las décadas anteriores, hasta superar la cifra de 700 trabajos en la década de los 2000.

Carlos Rafael Melo Freyle

En el prólogo de este libro (Psicología de la Gratitud. Integración de la Psicología Positiva y Humanista) Joaquín García-Alandete inicia con la frese de Marco Tulio Cicerón, quien expresó: “La gratitud no es sólo la mayor de las virtudes, sino la madre de todas las demás.” ¿Si la gratitud es esencial para lograr éxito, prosperidad, salud y felicidad, ésta como se define? Les comparto la definición utilizada por Joaquín García-Alandete al inicio de su introito: “La gratitud, del latín gratitūdo, «sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera», según la RAE.” (Negrilla propia).

Como se puede leer en el párrafo anterior, la gratitud es un sentimiento. Tengamos presente que cada vez que nos sentimos agradecidos estamos dando amor; y, tal como lo describe el poema Dar y Recibir que sintetiza Khalil Gibran en su libro El Profeta, todo lo que damos lo recibimos, sea que le demos las gracias a una persona o que nos sintamos agradecido por un automóvil, unas vacaciones, una puesta de sol, un regalo, una casa nueva o una ocasión emocionante, estamos dando amor por esas cosas y, por ello, recibiremos de vuelta más alegría, más salud, más dinero, más experiencias fenomenales, más relaciones increíbles, más oportunidades. Es decir, recibiremos más éxito, prosperidad, salud y felicidad.

Vivir la gratitud conscientemente y al máximo nos cambia la vida. Por tanto, practicar la gratitud de manera cotidiana nos permite descubrir una vida nueva y plena dentro y fuera de nosotros. Ricardo Perret, en su libro El poder de la gratitud, nos insta a lo siguiente: “Para poner en práctica la GRATITUD, comienza contigo mismo. Reconoce el valor de las experiencias que han permanecido como dolorosas en tu mente y encuéntrales lo positivo, para luego manifestarles toda tu GRATITUD.”

No sé qué tan fácil o complicado sea para ti, mi estimado lector, practicar la gratitud, pero tú puedes expresar gratitud el resto de tu vida. A continuación, comparto fragmento del libro Gratitud, de Louise L. Hay, quien soportándose en lecciones de Shakti Gawain, escribe lo siguiente:

Es relativamente fácil sentir gratitud cuando ocurren cosas buenas y nuestra vida se desarrolla tal como deseamos; incluso en esos momentos solemos darlo todo por descontado. Es muy bueno dedicar unos instantes a expresa nuestra gratitud y aprecio a otras personas, a la tierra, a nuestro poder superior, a la vida.

Bastante más difícil es expresar gratitud cuando estamos pasando por un período malo o la vida no nos va como creemos debería irnos. En esas ocasiones, lo más probable es que nos sintamos dolidos, confundidos o resentidos, lo cual es perfectamente natural. La gratitud es lo último en lo que se nos ocurre pensar en esos momentos. Ha habido ocasiones en mi vida en que he sentido unos tremendos deseos de levantar el puño hacia el Universo preguntando por qué me ha asestado ese cruel golpe.

De todos modos, es interesante cómo después de pasar por momentos difíciles, al mirar retrospectivamente solemos ver que había algo importante y necesario en esa experiencia. Es posible que no lleguemos a verlo hasta que hayan pasado meses o incluso años, pero finalmente nos damos cuenta de que aprendimos una importante lección, nuestra sabiduría se hizo más profunda, hubo un despertar, o tal vez nos abrió una nueva puerta a consecuencia de los acontecimientos que nos parecieron tan negativos en el momento.

Todos hemos pasado en algún momento de nuestra vida situación adversas en las cuales sentimos desfallecer, pero con el pasar del tiempo entendemos que eran necesarias para nuestro crecimiento personal, para trascender como personas a partir de hacernos conscientes de la lección que debíamos aprender de tales circunstancias difíciles. Personalmente lo he vivido, pero a igual que Juanjo Fraile también pude vivir lo que, en su libro La Magia de la Gratitud. Cómo activar la fuerza más poderosa que tienes para ser feliz y tener éxito, escribe: “Sin embargo, justo ahí comienza la Magia y toda esta nueva experiencia, en medio del sufrimiento de aquella ocasión la vida me hizo un regalo totalmente inesperado: dejé de rumiar pensamientos y, por casualidad o instinto, me pude centrar en una emoción bonita, un sentimiento intenso y positivo (que nada tenía que ver con el problema) que me provocó una alegría y una felicidad inmensas. Aún recuerdo aquella emoción y, sobre todo, lo que sucedió en ese mismo instante: se activó en mis sentimientos una Gratitud infinita hacia aquellas emociones que me generaron alegría e hicieron desaparecer al instante todos los pensamientos negativos, la angustia y los miedos que padecía. Fue increíble darme cuenta en aquel momento de algo que cambió mi vida: que, si lograba tener una emoción bonita y alegre, si lograba sentirla intensamente, desaparecerían los pensamientos negativos, los miedos, las tensiones y los agobios. Pero no acaba ahí: justo cuando la emoción eliminaba los pensamientos negativos, en ese instante, el sentimiento de Gratitud a esa emoción y sus impulsores era realmente inmenso.”

Te invito a llenarte de gratitud, este es un sentimiento poderoso, como por arte de magia todo cambia para bien en nuestra vida. Ponlo a prueba ahora mismo. Rhonda Byrne nos insta a realizar este ejercicio: “Piensa en alguien o algo por lo que sientes gratitud. Puedes escoger a la persona a quien amas más que a nadie en el mundo. Concéntrate en esa persona y piensa en todas las cosas que amas de esa persona y por las que estás agradecido. Entonces, mentalmente o en voz alta, dile a esa persona todas las cosas que amas de ella y por las que sientes gratitud, como si estuviera junto a ti. Dile todas las razones por las que la amas. Puedes recordar instancias o momentos específicos diciendo, «Recuerdas aquella vez cuando…», y al hacerlo, siente cómo la gratitud comienza a llenarte el corazón y el cuerpo. El amor que diste en ese sencillo ejercicio debe regresar a ti en la relación, y también en toda tu vida. Así de fácil es dar amor a través de la gratitud.

Todo el proceso de ajuste y armonización mental puede resumirse en una sola palabra: Gratitud. Para tener éxito, prosperidad y salud se debe creer, en primer lugar, que hay una Fuerza Superior, un Dios, de la cual todas las cosas proceden; creer, como segundo paso, que esta Fuerza Superior o Dios, nos concede todo lo que deseamos; y, en tercer termino, sintamos un inmensa y profunda gratitud por recibir lo que anhelamos.

En el libro La ciencia de hacerse rico Wallace Wattles afirma lo siguiente: “Es fácil entender que cuanto más cerca vivamos a la fuente de riquezas, más riqueza recibiremos y también es fácil entender que el alma, que es siempre agradecida, vive en contacto más estrecho con Dios que el que nunca lo busca en el reconocimiento de gratitud. Cuanto más fijemos nuestras mentes en la gratitud con lo supremo, cuando las cosas buenas vienen hacia nosotros, más cosas recibiremos y más rápido llegarán a nosotros. Y la razón es simplemente; que la actitud mental de la gratitud hace que la mente esté en estrecho contacto con la fuente de la cual vienen las bendiciones.” Al llenarnos de gratitud hacemos la mayor contribución para la construcción de un mundo mejor.

Por: Carlos Rafael Melo Freyle

Un comentario en «La gratitud: La Llave hacia la Prosperidad y la Felicidad»

  • Excelente artículo de la Gratitud,por Carlos Melo.A mi padre Maximiliano Gutiérrez,le escuché cuando yo tendría nueve años:»El Desagradecido,es un monstruo,que de por si, inspira horror.».Por eso yo aprendí a dar gracias a Dios,pero también,por todo lo bu no que he recibido. Casi que a diario,en la lista de agradecimientos,incluyo a mis profesores desde Kinder,primaria, bachillerato y algunos de la Universidad.Bendiciones.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *