miércoles, mayo 22, 2024
Variedades

Naves espaciales podrán explorar el sistema solar en busca de fenómenos ocultos

Un grupo de investigadores de la NASA propuso una nueva técnica con la que se podrán realizar observaciones precisas de pequeños cambios espaciales en el campo gravitacional, concretamente aquellos que afectan al tensor del gradiente de gravedad (GCT, por sus siglas en inglés), lo que permitirá encontrar nuevos fenómenos que permanecen ocultos en nuestro sistema solar, informó el portal Universe Today.

Generalmente, el GCT se emplea para localizar estructuras debajo de la superficie terrestre. El tensor, que tiene una resolución más alta que la gravedad, se utiliza en una variedad de campos, incluido el descubrimiento de recursos energéticos, la navegación auxiliar y la construcción de dispositivos de defensa.

Un nuevo estudio, recientemente publicado en la revista Physical Review D, indicó que existe la posibilidad de recuperar los rastros del GCT que se producen por las variaciones de las predicciones de la teoría de la relatividad general, a escala del sistema solar, debido a manifestaciones provocadas por la actividad física que no se ha detectado hasta el momento.

«Estamos ansiosos por explorar las cuestiones que rodean los misterios de la energía y la materia oscuras» indicó el científico Slava Turyshev, quien destacó que las causas que llevaron a su origen «siguen siendo difíciles» de comprender. «En caso de que estas ‘anomalías’ procedan de la nueva física —fenómenos aún por observar en laboratorios terrestres o aceleradores de partículas—, es posible que esta nueva fuerza se manifieste a escala del sistema solar», agregó.

Naves espaciales colocadas en una forma peculiar

Turyshev señaló que, dada a su «naturaleza minúscula», observar las desviaciones en el CGT «exige una precisión que supera con creces las capacidades actuales, en al menos cinco órdenes de magnitud». Asimismo, mencionó que «numerosos efectos» observables en el sistema solar, que han sido propuestos en algunos modelos cosmológicos, «introducirán un ruido significativo» al utilizar «un nivel de precisión tan elevado».

Para identificar los cambios en el CGT, los científicos propusieron examinar el conjunto de mediciones obtenidas del interior de la configuración tetraédrica formada por cuatro naves espaciales colocadas en órbitas elípticas cercanas al Sol. Estos datos serán proporcionados por instrumentos basados en medición laser de precisión (usada para medir los alcances entre las naves) e interferometría de ondas atómicas (técnica para la corrección de perturbaciones locales no gravitacionales). Estos instrumentos estarán instalados en las naves.

«La medición por láser nos ofrecerá datos muy precisos sobre las distancias y velocidades relativas entre naves espaciales», subrayó el experto, añadiendo que la precisión de esta técnica permitirá a su equipo «medir la rotación de una formación tetraédrica en relación con un marco de referencia inercial […], una tarea que no se puede lograr por ningún otro medio».

Al mismo tiempo, el investigador detalló que, además de «mejorar las pruebas» de la teoría de relatividad general y de «teorías gravitacionales alternativas de más de cinco ordenes de magnitud», también se buscará identificar «ondas gravitacionales en el rango de micro-Hertz (un espectro al que no pueden acceder los instrumentos existentes o previstos), así como explorar aspectos del sistema solar, como el hipotético Planeta 9». Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *