miércoles, abril 17, 2024
Política

Gobierno emitió confuso mensaje frente las violaciones a la democracia en Venezuela

Tras la petición de varios sectores políticos para que el Gobierno nacional rechazara los recientes hechos que violentan la democracia de Venezuela por parte del régimen de Nicolás Maduro, en la mañana de este martes 26 de marzo la Cancillería emitió un comunicado refiriéndose a la situación.

Sin embargo, el mensaje no quedó del todo claro, pues en el documento se expresa el apoyo del gobierno colombiano la autonomía de las decisiones del vecino país, pero también el rechazo al hecho de que la oposición no haya podido inscribir a su candidata presidencial por presuntos bloqueos del Gobierno de Maduro.

En un primer momento, la cartera liderada por Luis Gilberto Murillo dio a entender que respaldaban las decisiones del actual gobierno de ese país, que ha sido fuertemente criticado por vulnerar la democracia, persiguiendo a la oposición e impidiendo que sus líderes puedan ejercer sus derechos a inscribirse para aspirar al cargo más importante de ese país.

“Colombia reitera su respeto absoluto a la soberanía y autonomía del pueblo venezolano, sus instituciones políticas y demás actores sociales y políticos en la definición de su destino a través de los mecanismos internos existentes para la resolución de controversias políticas”, señaló.

A renglón seguido, el Gobierno nacional mostró preocupación por las recientes denuncias que se han que se han difundido a nivel nacional por parte de la excandidata María Corina Machado, quien alegó que el gobierno venezolano ha impedido que se inscriba a quien ocupará su lugar en las presidenciales, la historiadora Corina Yoris.

“Colombia expresa su preocupación por los recientes acontecimientos acaecidos con ocasión de la inscripción de algunas candidaturas presidenciales, particularmente en lo relativo a las dificultades que enfrentaron sectores mayoritarios de oposición —como la Plataforma Unitaria Democrática y el Movimiento Vente Venezuela, entre otros—, lo cual podría afectar la confianza de algunos sectores de la comunidad internacional en la transparencia y competitividad del proceso electoral que culminará con las elecciones presidenciales del próximo 28 de julio”.

Sin embargo, la Cancillería de Colombia aseguró que adelantó reuniones con el gobierno venezolano y miembros de la oposición, con el fin de mediar en la crisis electoral que enfrenta el vecino país, además de instar a las partes a cumplir con los acuerdos internacionales vigentes.

“Durante los días 23, 24 y 25 de marzo, el gobierno colombiano, en cabeza del Presidente Gustavo Petro y el Ministro de Relaciones Exteriores (E), Luis Gilberto Murillo, sostuvieron comunicaciones constantes y adelantaron las gestiones necesarias a través de canales diplomáticos formales e informales para llamar a las partes en Venezuela -tanto al gobierno como a sectores de oposición agrupados en la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) y del movimiento Vente Venezuela- al cumplimiento irrestricto de lo establecido en el Acuerdo de Barbados, en el cual Colombia ha fungido como observador y acompañante”.

A pesar del confuso mensaje, el país aseguró que se une a las peticiones internacionales a Nicolás Maduro para que permita unas votaciones libres y justas en Venezuela, que permita tranquilizar los aires políticos de ese país y garantizar la democracia.

“Las garantías políticas y electorales para todos los actores políticos por igual, constituyen un eje fundamental en el marco de la democracia y por esto, Colombia se une a los llamados de la comunidad internacional sobre la necesidad de priorizar el actual proceso político electoral presidencial como mecanismo democrático para la toma de decisiones que afectan y tendrán incidencia en la vida del Pueblo hermano de Venezuela durante los próximos años”.

Asimismo, la Cancillería cerró el documento ofreciendo al gobierno venezolano todos sus mecanismos institucionales para acompañar las votaciones que se adelantarán en cuatro meses y que podrían perpetuar el poder de Maduro, a pesar de las innumerables críticas por su mala gestión y las violaciones a los derechos humanos y políticos del pueblo venezolano.

“Desde luego, Colombia continuará ofreciendo sus buenos oficios en el caso de ser requeridos para seguir adelantando gestiones a través de canales diplomáticos discretos y confidenciales que permitan mantener un ambiente conducente a la concreción de soluciones democráticas propuestas, acordadas y alcanzadas por los propios venezolanos y venezolanas”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *