martes, abril 23, 2024
Nacional

Disidencias de Iván Mordisco pretenden entrar al Huila en medio del cese al fuego

Este fin de semana se incrementó la lucha entre las armas y la disidencia de Iván Mordisco, reportándose incidentes en los departamentos de Tolima y Huila.

Estos enfrentamientos se dan en el marco de la reactivación de las operaciones militares de la fuerza pública contra este grupo criminal, que habían mantenido un cese en estas regiones. En el combate se expresó la muerte de un integrante de la disidencia en Garzón, Huila y la captura de importantes personajes en Chaparral, Tolima, entre ellos el socio del líder de la estructura y la recuperación de un menor.

Siendo el 26 de marzo del 2024, en horas de la mañana, se confirmó que tras enfrentamientos en el festivo de ramos, se continúa una confrontación entre él estas disidencias y el Ejército Nacional, en la vereda El Paraíso, departamento del Huila.

Las actividades de las disidencias de las Farc provocaron la movilización de fuerzas desde el Cauca, zona de influencia y operaciones del grupo de Iván Mordisco. La respuesta del ejército a los ataques tuvo como objetivo mitigar las actividades delictivas organizadas, que incluyeron redadas y ataques contra civiles.

“Estas personas estaban realizando extorsiones, constreñimiento a la población civil e incluso estarían involucrados en el asesinato de un campesino en el corregimiento del Limón, en Chaparral. Los dos capturados quedaron a disposición de la autoridad competente y se prestaron los respectivos primeros auxilios a la persona herida. A los capturados se les imputan los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas y/o explosivos y uso de menores de edad en actividades delictivas”, se informó desde el Ejército Nacional.

Además, el ministro de Defensa, Iván Velásquez, inauguró un plan de seguridad en Cauca y Putumayo, zonas claves en la lucha contra la disidencia y según Marquetalia Iván Márquez. Como resultado de esta expansión de la violencia, el comandante en jefe del ejército, el presidente general Giraldo, lanzó la Operación Mantus, un proyecto que involucra aproximadamente 32.000 soldados y equipo técnico. Desde el inicio de este operativo se han reportado avances importantes, como la recuperación de menores por la fuerza y la captura y sometimiento de varios integrantes del grupo criminal.

Esta iniciativa, basada en el fortalecimiento de los militares, permitió también la destrucción de almacenes y laboratorios de drogas ilegales, así como la incautación de sustancias ilegales. El estado de orden público se ve afectado por los departamentos actualmente en desacuerdo, por lo que el gobierno implementa medidas drásticas, en un esfuerzo por restablecer la paz y mantener la seguridad de la población. Mientras tanto, las fuerzas armadas luchan contra estructuras criminales que desafían la estabilidad y el orden en la región.

Operación Mantus, la estrategia militar con la que buscan dar con Iván Mordisco

En respuesta al rompimiento del cese al fuego por el Estado Mayor Central de las FARC, las Fuerzas Militares de Colombia han reactivado operativos en contra de este grupo, enfocándose especialmente en la captura de Iván Mordisco, líder de la facción. Según declaraciones del general Helder Giraldo a El Tiempo, se están movilizando recursos y unidades con el fin de acatar la orden del presidente Gustavo Petro de detener a Mordisco. Este esfuerzo incluye el despliegue de operaciones en los departamentos de Nariño, Cauca y Valle del Cauca, áreas que han sido escenario de ataques contra la población civil y las fuerzas militares.

El Plan de Campaña Estratégico Conjunto Ayacucho Tiempo 2 y la Operación Mantus, dirigida por Giraldo, forman parte de las estrategias implementadas para enfrentar al EMC de las FARC. Se han destinado 32 mil efectivos y equipo aéreo y marítimo, incluidos aviones, drones, helicópteros UH 60 Black Hawk y embarcaciones de la Armada, para vigilancia en los afluentes del Pacífico. Estas medidas buscan desmantelar la infraestructura de las disidencias y prevenir actos de violencia, asegurando el control de las autoridades en regiones críticas como El Plateado en el Cauca.

Además de este grupo, las Fuerzas Militares se enfrentan al Clan del Golfo, señalado por el general Giraldo como una organización criminal en expansión, dedicada al narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión. Existe una operación específica para capturar a alias Chiquito Malo, considerado el sucesor de Otoniel al frente del Clan del Golfo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *