martes, abril 23, 2024
Entretenimiento

Broma sobre las ucranianas en la TV sueca desata un escándalo diplomático

El embajador de Ucrania en Suecia, Andréi Plajotniuk, expresó molestia y enojo por las declaraciones de una periodista sueca con respecto a las mujeres ucranianas que llegan ese país como refugiadas. El hecho ocurrió la semana pasada, durante un programa de sátira emitido por el canal público nacional SVT.

En el episodio en cuestión, el presentador puso a prueba el conocimiento de los participantes sobre las comunidades de inmigrantes en Suecia, y les preguntó quiénes creían que habían recibido más permisos de residencia en Suecia en 2022, recoge el periódico sueco Aftonbladet.

Una de las panelistas, la comunicadora Elaf Ali, reflexionó sobre el éxodo de ciudadanos ucranianos en medio de las hostilidades entre Moscú y Kiev, bromeando por el hecho de que muchos de ellos son rubios y de ojos azules, y de que su presencia apenas se nota en la nación nórdica, excepto en los burdeles.

Las palabras de Ali, con las que insinuó que las mujeres ucranianas que huían del conflicto llegaban a Suecia para dedicarse a la prostitución, son consideradas por el embajador Plajotniuk «profundamente ofensivas y completamente inaceptables», dada la actual situación de su país, que ha obligado a las mujeres a «huir al extranjero».

El diplomático, que escribió estar «profundamente disgustado», pidió a la periodista que se disculpe públicamente. Al mismo tiempo, instó a SVT a tomar las medidas necesarias para «evitar situaciones similares en el futuro».

¿Hipocresía?

Ali, de origen iraquí, respondió a las críticas de Plajotniuk, señalando que durante el programa también se había burlado de un imán musulmán y de los somalíes, pero que solo los ucranianos y religiosos islámicos habían expresado enfado. Asimismo, afirmó que había sido acusada de racista y llamó «deshonestos e hipócritas» a quienes, en su opinión, fingen preocuparse por las mujeres. «¿Están ‘enfadados’ con una descripción de la realidad en un programa de comedia, pero no porque eso suceda, o con los hombres que compran sexo? Por supuesto», escribió en la red social X.

«Se han dicho cosas mucho peores, pero la idea de que un grupo de personas tenga inmunidad para ser objeto de bromas es una locura. Y que nadie parece molestarse en usar el cerebro y pensar un paso más allá. ¿Por qué acaban las mujeres en esa situación?, ¿quién compra los servicios de esas mujeres?», manifestó Ali en otra publicación.

Desde SVT, afirmaron que por el momento no tomarán ninguna acción disciplinaria contra la periodista, ya que su discurso estaba protegido por la ley sueca. De acuerdo con Christina Hill, directora y editora responsable del programa en cuestión, los comentarios escuchados en su emisión están «dentro del marco de la libertad de expresión».

Es comprensible que la gente haya reaccionado al comentario, sostuvo Hill, y con respecto al programa cómico de entretenimiento indicó: «Juega y hace humor con estereotipos y nacionalidades que quizás no estemos tan acostumbrados a escuchar en Suecia». Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *