lunes, abril 22, 2024
Actualidad

Álvaro Uribe aseguró que fue amenazado por asesores de Mancuso

El intercambio de mensajes entre Álvaro Uribe y Salvatore Mancuso no sería únicamente por medios públicos. El expresidente denunció que a través de supuestos emisarios, el exjefe paramilitar le hizo llegar una advertencia que buscaría acallar sus comentarios.

“El domingo, antes de mi trino sobre Mancuso, recibí una razón que me enviaba uno de sus asesores “que no le vamos a hace daño pero que se quede quieto”. Con más ganas escribí el trino”, reveló el expresidente en una publicación en su cuenta de la red social X.

Uribe Vélez se refería a una publicación del 10 de marzo en la que aseguró que el exjefe paramilitar estaría contactando a personas para incriminarlo. “Mancuso llama a personas a que me denuncien por vínculos con paramilitares. Esas personas de nada pueden acusarme”, señaló el expresidente.

En ese mismo mensaje, el exmandatario sostuvo que “una llamada de Mancuso se puede entender como una orden con amenaza criminal”. Además señaló que recibiría libertad por ser nombrado gestor de paz por el Gobierno nacional y había sido aceptado en la Jurisdicción Especial de Paz, donde también lo mencionó, por información no corroborada.

La publicación de Uribe provocó que el excomandante del Bloque Catatumbo le enviara una carta pública en la que negaba estar buscando personas para acusar al exmandatario. “Sr. expresidente Uribe, nunca he llamado a nadie para orientar versiones ni testimonios, de hecho, no soy yo quien está involucrado en procesos judiciales por ese motivo, no soy yo el que tiene esas prácticas de enviar a terceros a inducir falsos testimonios”, escribió Mancuso.

En la misiva, el ahora gestor de paz negó ser parte de un complot en contra del exmandatario, como lo han señalado tanto desde el Centro Democrático como el mismo Uribe. “Mi retorno al país no guarda ninguna relación con conspiraciones, no tengo ningún interés en usted ni nada en contra suya Dr. Uribe o de quienes son o fueron sus aliados y apoyos económicos y políticos”, sostuvo Mancuso.

La carta del exparamilitar, lejos de lograr la solicitud de cesar las acusaciones, avivó más el conflicto. El exmandatario adjuntó ese texto a una denuncia por injuria y calumnia que adelanta en contra de Mancuso desde el momento en que lo mencionó en declaraciones ante la JEP.

“Hoy mis abogados ampliaron mi denuncia contra Mancuso. Me faltan 5000 asesinatos para merecer ser interlocutor de este mandadero, matón de sus compañeros como Castaño. Espero nos encontremos en fiscalía y juzgados”, señaló Uribe horas después de que se hiciera pública la misiva del exparamilitar.

De acuerdo con los abogados, en la carta se incluyeron nuevas injurias y calumnias contra el exjefe de Estado, que le fueron informadas al fiscal del caso. En la ampliación de denuncia se señalaron varias frases que consideraron falsas de acusaciones contra Uribe.

Entre las frases calificadas como calumnias se mencionó el señalamiento de Mancuso a Uribe de “inducir falsos testimonios”. Así mismo, la tesis del exparamilitar de que fue extraditado a los Estados Unidos sin base fáctica y jurídica respecto a nuevos delitos.

También señalaron como falsas las acusaciones de que Uribe estaría presionando magistrados para que le nieguen la libertad a Mancuso, así como a través de sus mensajes buscaría alentar a terceros para que atentaran físicamente en su contra.

Así mismo, se calificó como una injuria que el Gobierno de Uribe se haya hecho “de la vista gorda” o haya participado directamente en acciones y operaciones paramilitares.

Con esa misiva, el partido Centro Democrático reiteró que había iniciado un supuesto plan de persecución en contra del expresidente, señalando que eran falsas las acusaciones que hacía Mancuso. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *