miércoles, abril 17, 2024
Internacional

Macron anuncia un proyecto de ley para legalizar la eutanasia de manera restringida

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció la presentación en abril de una ley sobre morir dignamente, aunque con una serie de restricciones para su acceso, y reconoció que le emocionó la carta que recibió de la célebre cantante francesa Françoise Hardy, enferma de un cáncer linfático desde 2004.

En una entrevista conjunta a la publicación católica “La Croix” y al progresista “Libération”, Macron aclaró que la ley que se presentará al Parlamento “no es un suicidio asistido” ni “una eutanasia como tal”.

El dirigente puntualizó que el proyecto incluye una serie de criterios que restringen su acceso, alejando esta norma de la legislación suiza, país que recientemente ayudó a morir al cineasta parisino Jean-Luc Godard (91 años).

Eutanasia restringida

El presidente citó cuatro condiciones: será reservado para las personas mayores; los afectados tendrán que tener un discernimiento claro (lo que excluye a los enfermos de Alzheimer); tendrán que sufrir una enfermedad incurable con un pronóstico fatal a corto o medio plazo; y se evaluará el sufrimiento físico y psicológico del paciente.

“Se trata de una ley de la fraternidad porque permite elegir lo menos malo cuando la muerte está a las puertas”, indicó Macron, quien acaba de promulgar el blindaje del acceso al aborto en la Constitución francesa.

El presidente explicó que el texto pasará primero por el Consejo de Estado para examinar su conformidad con la Carta Magna y que solo en abril estará en el Consejo de Ministros, con una primera lectura en mayo.

“En un texto con tantos desafíos, no vamos a pedir que se tramite de urgencia”, aseguró el Jefe de Estado, quien no quiso aventurarse sobre cuándo se podría aprobar este texto.

Legislación de 2016

El partido de Macron, Renacimiento, y sus aliados tienen una mayoría relativa en la Cámara Baja y necesitarán de apoyos, en la izquierda o en la derecha, para poder aprobar la norma, algo lejos de darse por sentado.

El mandatario galo reconoció que le emocionó la carta que le envió Hardy, de 80 años y enferma terminal de cáncer: “He recibido numerosas misivas, entre ellas la de Françoise Hardy, que me emocionó mucho. Artistas y otras personas anónimas están comprometidas con este asunto”.

Francia dispone de una legislación de 2016 que permite a pacientes “en agonía” dejar de medicarse y disfrutar de cuidados paliativos, sin ir más allá.

De acuerdo con los sondeos, un 70 % de los franceses están a favor de una ley que legalice la eutanasia, un término que el propio Macron, hijo de médicos, evita pronunciar públicamente.

Jean-Luc Romero-Michel, presidente de honor de la Asociación Francesa en favor al Derecho a Morir Dignamente, se congratuló que el proyecto vaya por fin al Parlamento, pero criticó que la última decisión recaiga exclusivamente y de forma colegial en un equipo médico.

“Eso no sucede en ningún país que tienen regulada la eutanasia”, dijo en declaraciones a “Franceinfo” Romero-Michel, quien confió en que los parlamentarios modifiquen el proyecto original y terminen por facilitar el acceso. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *