jueves, abril 18, 2024
Actualidad

Efraín Cepeda asegura que buscan dividir al Partido Conservador

El nombramiento de la nueva ministra del Deporte generó revuelo dentro del Partido Conservador porque su nombre llegó de parte de un sector de la bancada en la Cámara de Representantes. Pero la jugada política iba mucho más allá dentro de la colectividad y, según Efraín Cepeda, consistía en sacarlo de la presidencia.

El senador y jefe de los conservadores aseguró que los rumores de que la designada ministra Luz Cristina López era una cuota del partido surgieron del propio Gobierno. Cepeda atajó los comentarios al declarar que no representaba a la colectividad, pero para descartar las dudas, presentó su renuncia para que fuera el Directorio Nacional el que definiera si aceptaba la supuesta cuota política.

“No conozco a la señora, nunca la he visto en militancia en el partido. No puedo afirmar quiénes la presentaron, pero desde fuentes de Casa de Nariño se filtró que era del Partido Conservador. Eso no es cierto. Pudo haber sido sugerido por un grupo de representantes, pero no puedo afirmar con certeza cuáles son esos nombres”, señaló Cepeda a El Tiempo.

A raíz de la dimisión se habría activado toda una estrategia para que los directivos conservadores decidieran cambiar a Cepeda. Un pulso entre los sectores del partido, más cercanos al Gobierno nacional, y aquellos que tiran más hacia la oposición y la independencia.

Varios congresistas y miembros del Directorio Nacional Conservador recibieron llamadas y mensajes de altos funcionarios de la Presidencia de cara a la votación para que le aceptaran la renuncia. El senador Cepeda aseguró que varios senadores lo llamaron para advertirle del lobby que se estaba ejerciendo en su contra, pero se abstuvo de revelar quiénes.

“Está claro, el Gobierno Petro quería sacarme de la presidencia, porque yo he sido firme en mis posturas y así se ha mantenido el conservatismo. Me quieren sacar porque no nos hemos dejado tentar por el Gobierno nacional y lo que hemos pedido son discusiones técnicas y de cara a la ciudadanía. No podemos ser, en un partido de 175 años de historia, notarios de reformas gubernamentales”, señaló Cepeda a Semana.

El senador ganó la puja. El resultado de la votación fue unánime para ratificar su presidencia, con 18 votos a favor y cero en contra. Por eso, Cepeda sostiene que es una derrota del Gobierno para sacarlo de la dirección del partido y de la estrategia de negociación directa con los congresistas que, aunque acepten los aparentes ofrecimientos, tendrán que someterse a las decisiones que tome la bancada.

Derrocar a Efraín Cepeda de la dirección del Partido Conservador podría resultar clave para el año legislativo. El Gobierno se juega en el Senado la reforma a la salud, laboral y pensional, de las cuales la bancada ha decidido votar negativo las dos primeras y condicionar la tercer a modificaciones de sus artículos.

Esa bancada fue clave, al no romper el quórum, para que la reforma a la salud superara los dos primeros debates en la Cámara de Representantes, pese a que votaron negativamente a su aprobación. Cepeda da por descarta la concertación de ese proyecto por considerar que es inviable.

Además, los acuerdos políticos alcanzados al inicio de la legislatura le dan la próxima presidencia del Congreso al Partido Conservador. El nombre de Cepeda suena como el candidato, aunque él afirma que no está en campaña ni ha comunicado su intención de aspirar.

Al parecer, los mensajes que recibieron los congresistas y directoristas conservadores, previo a la votación de la renuncia insinuaban el nombre de ‘Vicentico Blel’ en su reemplazo, el delfín de esa poderosa casa de las toldas azules. Pero Cepeda sostiene que tanto la senadora Nadia Blel como Vicente Blel, el varón electoral, le han reafirmado su respaldo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *