sábado, marzo 2, 2024
General

Declaran alerta amarilla en el HEAD por fenómeno de El Niño

Ante la situación de emergencia que vive el país por el fenómeno del Niño, que afecta las condiciones climáticas, la calidad del agua, el aire y la seguridad alimentaria, el Hospital Eduardo Arredondo Daza activa Plan de Contingencia y declara la alerta amarilla en sus centrales de urgencias en la zona urbana (San Martín, La Nevada, Rafael Valle Meza y CDV) y rural del municipio de Valledupar. (Mariangola y Patillal).

El plan de contingencia tiene como objetivo garantizar la atención oportuna y de calidad a la población que pueda verse afectada por los efectos del fenómeno de ‘El Niño’, tales como deshidratación, golpes de calor, enfermedades respiratorias, infecciones gastrointestinales, entre otras. Para ello, el hospital cuenta con infraestructura adecuada, ambulancia, talento humano idóneo y un sistema de comunicaciones de radio teléfono con cobertura departamental.

La E.S.E. municipal también cumple con la normatividad vigente del Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres (CRUE) del Departamento del Cesar, coordinado con las autoridades e instituciones territoriales y la comunidad en general, siguiendo las directrices del Ministerio de Salud y Protección Social, que emitió una alerta mediante la Circular 002 del 28 de enero de 2024.

RECOMENDACIONES

El hospital hace un llamado a la ciudadanía a seguir las siguientes recomendaciones para prevenir y mitigar los riesgos asociados al fenómeno de ‘El Niño’: Evitar la exposición directa al sol, especialmente durante las horas de mayor calor que es generalmente entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

Hidratarse constantemente. Asegurar beber agua a lo largo del día. La hidratación adecuada es esencial para mantener la temperatura corporal y prevenir la deshidratación. Vigilar signos de deshidratación, como: sequedad en la boca, sed excesiva, orina concentrada y mareos. Si experimenta estos síntomas, busque atención médica de inmediato.

Vigilar a niños, adultos mayores, gestantes y personas con comorbilidad de base, ya que son más susceptibles a los efectos del calor. Controlar la presión arterial: Las altas temperaturas pueden aumentar la presión arterial; se debe asegurar la toma de medicamentos prescritos para controlar la presión arterial.

Evitar el ejercicio intenso. Durante las olas de calor, es importante reducir la actividad física extenuante, ya que puede aumentar la sudoración y la pérdida de líquidos. Cuidar la piel. Aplicar protector solar regularmente para prevenir quemaduras solares y proteger de los daños causados por la radiación ultravioleta – UV.

Vestir ropa adecuada. Utilizar ropa ligera, de colores claros y tejidos transpirables para ayudar a mantener el cuerpo fresco. Garantizar el esquema de vacunación en niños, niñas y adultos, especialmente contra el sarampión, la rubéola, la influenza y el tétanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *