martes, febrero 27, 2024
Variedades

La milicia proiraní de Irak afirma que seguirá atacando posiciones de EEUU pese a las amenazas

El poderoso grupo proiraní Al Nujaba, que forma parte de la amalgama de milicias Resistencia Islámica en Irak, afirmó hoy que seguirá llevando a cabo ataques contra posiciones de Estados Unidos en el país, pese a las amenazas de Washington de responder al que mató a tres de sus soldados en Jordania.

“Dijimos, repetimos y afirmamos que nuestra decisión es iraquí y que no pararemos hasta lograr dos cosas: detener las operaciones en Gaza y retirar la ocupación estadounidense de Irak”, dijo en un comunicado el líder de la milicia, Akram al Kaabi.

EEUU advierte de una respuesta “múltiple”

Al Nujaba aseguró que no detendrá sus operaciones contra las tropas estadounidenses en Oriente Medio un día después de que el secretario de Defensa de EU.UU., Lloyd Austin, advirtiera de que la respuesta al ataque con dron que el pasado domingo mató a tres militares en Jordania podría ser múltiple en caso necesario.

Miembros de las Fuerzas de Movilización Popular en una protesta durante el funeral de un miliciano fallecido en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad
Miembros de las Fuerzas de Movilización Popular en una protesta durante el funeral de un miliciano fallecido en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Bagdad, el pasado 4 de enero. EFE/EPA/Ahmed Jalil

“Lo que sale de la maquinaria de guerra psicológica estadounidense, que continúa aterrorizando y lanzando amenazas e intimidaciones, no nos sacudirá ni nos disuadirá, y cualquier objetivo que se ataque tendrá una respuesta”, indicó Al Kaabi en la nota.

Asimismo, señaló que la Resistencia Islámica en Irak, que se ha atribuido más de 150 ataques contra posiciones estadounidenses en Irak y en Siria desde el estallido de la guerra en Gaza, continuará lanzando acciones contra las tropas estadounidenses “hasta que se cumplan sus demandas”.

Grupos terroristas

Washington responsabiliza a la Resistencia Islámica en Irak de perpetrar el ataque que dejó tres militares muertos en Jordania, una acción reivindicada por las milicias, que no han anunciado nuevas acciones contra EE.UU. desde entonces.

Dos días después del ataque en Jordania, la milicia iraquí Kataib Hizbulá, el buque insignia de la Resistencia Islámica en Irak, anunció la suspensión de sus operaciones contra EE.UU. para “evitar avergonzar al Gobierno iraquí”, una decisión que Al Nujaba dijo que “respeta” pero deseó “que se levante”.

Miembros de la milicia chiita iraquí Kataib Hizbulá (Brigadas de Hizbulá) en una imagen de archivo
Miembros de la milicia chiita iraquí Kataib Hizbulá (Brigadas de Hizbulá) en una imagen de archivo en el sur de Irak. EFE/EPA/Alaa Al-Shemaree

Tanto Kataib Hizbulá como Al Nujaba son considerados grupos terroristas por Washington, pero al mismo tiempo forman parte de la agrupación de milicias progubernamentales Multitud Popular, integradas de facto en las Fuerzas Armadas de Irak.

Desde que estas milicias iniciaron sus ataques, Washington ha bombardeado sus posiciones en Irak en varias ocasiones, matando a más de una decena de combatientes de Al Nujaba y Kataib Hizbulá, algo que fue condenado por el Ejecutivo iraquí y le llevó a pedir la retirada de las tropas extranjeras del país árabe

Irán no quiere una guerra pero responderá a las amenazas

Desde Irán, país al que EEUU implica en los ataques, el presidente Ebrahim Raisí, afirmó este viernes que no quiere empezar una guerra, pero aseguró que si alguien amenaza a su nación, responderá con fuerza.

Imagen facilitada por la oficina presidencial iraní del presidente Ebrahim Raisi en un acto en Teherán con motivo del 45 aniversario del regreso de Jomeini a Irán
Imagen facilitada por la oficina presidencial iraní del presidente Ebrahim Raisi en un acto en Teherán con motivo del 45 aniversario del regreso de Jomeini a Irán, el pasado 31 de enero. EFE/EPA/IRANIAN PRESIDENTIAL OFFICE

En un discurso durante una exhibición naval, recogido por el medio Iran Nuances, Raisi ha señalado que “antes, cuando querían hablar con nosotros (en una aparente referencia a Estados Unidos), decían que la opción militar está sobre la mesa. Ahora dicen que no tienen intención de empezar un conflicto con Irán”.

El mandatario ha asegurado que “la República Islámica no es y nunca ha sido una amenaza para ningún país” y en realidad “garantiza la seguridad” en la región.

Irán se ha desmarcado del ataque del domingo, asegurando que las milicias regionales que atacan intereses estadounidenses no reciben órdenes de Teherán y ha apelado a la política para solucionar la crisis en Oriente Medio provocada por la guerra en Gaza, donde han muerto más de 27.000 personas.

Teherán lidera el llamado Eje de la Resistencia, una alianza informal formada por organizaciones militantes como Hizbulá, los rebeldes hutíes, el movimiento islamista Hamás, la Yihad Islámica y las milicias en Irak, entre otros grupos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *