lunes, febrero 26, 2024
Entretenimiento

Beatriz Fernández contó el secreto que hizo exitoso a Crepes & Waffles

Crepes & Waffles es una de las cadenas de restaurantes más emblemáticas de Colombia, la cual ha forjado su éxito sobre una base singular: la transformación de una crítica en una oportunidad dorada.

Hace más de cuatro décadas, una mujer anónima compartió su receta de waffles con los fundadores, un gesto que se convertiría en el pilar del crecimiento de la empresa. Hoy, la cadena se enorgullece de un equipo de 7.500 empleados y tiene presencia en ciudades clave como Bogotá, Cali, Manizales, Medellín y Bucaramanga.

La cofundadora Beatriz Fernández rememora el inicio humilde de este negocio y la visita inesperada que marcó el destino de su empresa. En una entrevista con Pulzo, compartió la historia de cómo una crítica constructiva y la posterior generosidad de una cliente llevaron a la cadena a adoptar una receta de waffles que perdura hasta hoy. Este acto de fe desconocido impulsó la expansión y consolidación de Crepes & Waffles en el mercado colombiano, una marca que año tras año es reconocida por su solidez y conexión profunda con sus clientes.
Te puede interesar: Ajuste y ancla fiscal

“Yo la miro (a la señora), ella se mete a la cocina, abre la nevera, abre las ollas, prueba y me dice: ‘chinita, ¡tus waffles son horrorosos!’ Yo soy experta waffles, les voy a traer mi receta preparada y escrita. La señora se fue y a la hora volvió con la receta preparada y escrita. Es la receta que tenemos hoy en día y la señora nunca volvió a aparecer”, dijo Fernández a Pulzo.

La importancia de las empresas en el desarrollo económico y la vida intelectual de una sociedad fue otro de los temas destacados por Fernández. Para ella, el entusiasmo es el motor que mantiene viva la dinámica empresarial, un principio que Crepes & Waffles ha abrazado fervientemente desde sus inicios.

Esta filosofía ha permitido no solo el crecimiento de la empresa sino también la creación de miles de empleos que benefician directamente a las comunidades donde operan.

“La dimensión que tiene una empresa como Crepes, y como todas, es inmensa. Las empresas somos el motor de la vida intelectual, del desarrollo económico (…), absolutamente todo se involucra en este motor que somos las empresas. Este motor jamás puede perder el entusiasmo”, contó la empresaria.

Beatriz Fernández: liderazgo y humanismo en la crisis de Crepes & Waffles

Durante la crisis que significó la pandemia de Covid-19, esta cadena de restaurantes enfrentó severas dificultades económicas. La fundadora Beatriz Fernández recuerda un período donde los colaboradores de la compañía ofrecieron trabajar sin remuneración para mantener a flote la empresa. Este gesto resalta la dedicación y el compromiso que el equipo de trabajo tiene hacia la organización y los sueños compartidos de superación y continuidad.

“Cuando aparece el Covid se paraliza el mundo, expresé esto a toda mi gente: el Covid puede paralizarnos y pararnos en este momento, pero no puede acabar nuestros sueños (…). Y una frase que a mí me hizo llorar y a todos en la organización es cuando ellas (sus colaboradoras) dijeron: ‘Si nos toca trabajar sin recibir ningún peso, lo hacemos para parar nuevamente a Crepes’. Y esto para mío fue la dicha”, rememoró la CEO.

Beatriz Fernández, al mando de Crepes & Waffles desde su concepción, ha atravesado tanto épocas de bonanza como de adversidad en el ámbito empresarial. Su liderazgo durante la crisis del coronavirus demostró no solo su capacidad de gestión en momentos críticos sino también el valor de la solidaridad dentro de su equipo. Fernández enfatiza la importancia de que los emprendedores miren más allá de las ganancias económicas y se enfoquen en la creación de un legado y en cómo sus empresas pueden contribuir positivamente en la sociedad.

La empresaria aprovecha su experiencia para aconsejar a los nuevos emprendedores a trabajar con humildad y con una visión centrada en el bienestar común y no solo en el beneficio económico. Según Fernández, el éxito de una empresa radica en reconocer la importancia del equipo humano que la conforma y en perseguir una meta que trascienda la mera acumulación de riquezas. Este enfoque, apunta, es lo que ha permitido a Crepes & Waffles no solo sobrevivir sino prosperar en uno de los mercados más competitivos del país.

La experiencia de esta empresa durante la pandemia, así como la filosofía de negocio de Beatriz Fernández, ofrecen valiosas lecciones sobre liderazgo, resiliencia y responsabilidad social empresarial. A pesar de los retos inimaginables, la cadena ha logrado mantenerse relevante y continuar su operación, evidenciando que más allá de las estrategias comerciales, el factor humano es determinante en la supervivencia de una empresa. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *