13 de julio , 2024
Deportes

Las 7 grandes diferencias entre el PGA Tour y el LIV Golf de Jon Rahm

El español Jon Rahm inicia este fin de semana su nueva andadura en el LIV Golf, un circuito impulsado por el Fondo de Inversión Pública saudí que cuenta con hasta doce torneos durante el año repartidos por el mundo y que impedirá a Rahm disputar los eventos del PGA Tour.

Rahm sí que podrá competir en los cuatro grandes del golf, el Masters, el PGA Championship, el Open Championship y el US Open, pero su día a día estará ligado a este circuito, que, desde hace un par de años, planta cara al PGA Tour, el circuito por antonomasia del golf mundial.

¿Pero cuáles son las principales diferencias entre el PGA y el LIV Golf?

Tres días de competición y no cuatro: A partir de ahora, Rahm verá reducida una jornada de golf sus semanas de competición. Así como en el PGA Tour los torneos tienen cuatro días, de jueves a domingo, con esta competición los días de competición se reducen a tres, normalmente de viernes a domingo, aunque en su primer torneo en México empezará jueves y acabará sábado.

El español Jon Rahm aterriza durante la primera ronda del torneo DP World Tour Championship European Tour Golf 2023
El español Jon Rahm aterriza durante la primera ronda del torneo DP World Tour Championship European Tour Golf 2023. EFE/EPA/Ali Haider

54 hoyos, no 72

Al ser sólo tres días, los jugadores no dan cuatro vueltas, sino tres. Los 72 hoyos disputados en el PGA Tour pasan a ser sólo 54 en el LIV, por lo que las diferencias pueden ajustarse más que en un torneo PGA. De hecho, el nombre de la competición se eligió por eso mismo, porque 54 en números romanos es ‘LIV’.

Sin cortes al terminar el viernes

Rahm también tendrá que acostumbrarse a que el circuito del LIV Golf no cuenta con cortes. En el PGA, al acabar la jornada del viernes, los primeros 65 golfistas clasificados pasan a la jornada siguiente, pero los demás se van a casa. Por su parte, en este circuito todos llegan al fin de semana, independientemente de si están más detrás o delante en la clasificación.

Se juega en individual… y por equipos

Además de la competición individual, el LIV Golf ofrece otra competición para añadir espectáculo, como es el evento por equipos. De manera simultanea a los resultados individuales, hay 13 equipos fijos con cuatro golfistas cada uno que cuentan con logotipo, nombre y colores propios.

Durante las dos primeras rondas, las dos mejores puntuaciones de cada equipo se utilizan para sumarlas a una general y el tercer día también cuenta el resultado de un tercer jugador para conocer el equipo ganador de cada evento. Asimismo, al final de la temporada se celebra un gran evento llamado Teams Championship que se disputa únicamente por equipos.

Sin código de vestimenta

Hay muchos torneos del PGA Tour muy ‘puristas’ a la hora de la vestimenta. Algunos torneos europeos sí que permiten ir en bermudas o en vaqueros, algo que por otra parte no es muy usual, pero lo normal es que en los eventos del PGA que se realizan en Estados Unidos se deba ir en pantalón largo para jugar al golf. Sin embargo, esta regla no existe en el LIV, en el que los jugadores pueden jugar en bermudas o vestidos como consideren, teniendo en cuenta, sobre todo, la calurosa temperatura de los torneos que se realizan en la península Arábiga.

Un campo de golf.
Un campo de golf. EFE/Luis Tejido

Jornadas más cortas, porque todos salen a la vez. Shotgun vs. tee time

En el circuito americano, las jornadas terminan siendo bastante largas en cuanto a horarios debido a que cada grupo de tres jugadores tiene una hora de salida desde el ‘tee’ del hoyo número 1, normalmente entre cinco y diez minutos más tarde que el anterior grupo. Esto cambia por completo en el LIV, que cuenta con el denominado ‘shotgun’. En cada hoyo, del 1 al 18, un jugador está esperando el bocinazo que indica que se puede arrancar. En ese momento, arrancan dieciocho jugadores, un minuto después los otros dieciocho y posteriormente los últimos dieciocho, lo que permite que la jornada apenas dure cuatro o cinco horas.

Mayores premios

Cada torneo posee una bolsa de 25 millones de dólares (20 millones a repartir en el torneo individual y 5 millones por torneo por equipos). El ganador de un torneo del LIV Tour se embolsa 4 millones de dólares, mientras que los integrantes de cada equipo vencedor se llevan a casa 750.000 dólares. Asimismo, los torneos que cierran la temporada poseen una bolsa especial, aunque todavía no se ha anunciado la cuantía a repartir en el torneo por equipos de 2024. No obstante, en 2023 dicho evento tuvo una bolsa de 50 millones de dólares a repartir entre el ganador y los primeros clasificados. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *