sábado, marzo 2, 2024
Nacional

Exministros advierten colapso del sistema de salud por decisiones del Gobierno Petro

Este año deberá definirse la aprobación de la reforma a la salud que propone el Gobierno nacional y su debate público ya se retomó. Un grupo de 18 exministros y viceministros de esa cartera envió una carta en la que se señala que el sistema podría enfrentar dificultades en los próximos meses, debido a cambios que se han introducido desde el Ejecutivo.

“Colombia avanza hacia un colapso de su sistema de salud. Las decisiones del Gobierno nacional durante los últimos meses desconocen la realidad y agravan la situación que enfrenta el sistema de salud, y nos encaminan hacia un colapso que afectará el derecho a la salud de millones de colombianos”, dice el texto.

El pronunciamiento está firmado por exministros como Jaime Arias, Augusto Galán, Gabriel Riveros, Diego Palacio, Beatriz Londoño, Fernando Ruiz, Mauricio Santamaría, Alejandro Gaviria, entre otros viceministros y funcionarios de la misma cartera.

En el pronunciamiento cuestionan el incremento de la UPC establecido por el Gobierno en 12.01%, que señalan, “está muy alejado de las necesidades calculadas por expertos, del 15% para la UPC y del 10,6% para presupuestos máximos”. Dicen que es insuficiente y no fue concertado con todos los actores del sistema.

Para los exministros esa falta de recursos ocasionará mayores limitaciones en la atención para consultas médicas, procedimientos y suministro de medicamentos a los pacientes. En cambio aseguran que sí se ha ordenado destinar una gran cantidad de presupuesto para construir centros de salud.

“En lugar de garantizar los recursos necesarios para el sistema, el Ministerio del Interior anuncia la construcción de miles de Centros de Atención Primaria en Salud a través de las Juntas de Acción Comunal en los territorios, los cuales serían dotados con equipos tecnológicos y humanos financiados por el Ministerio de Salud… Además, no son claros los objetivos, los parámetros técnicos ni las fuentes de financiación para la realización de un proyecto semejante”, señalaron en el documento.

A estas decisiones que les generan dudas a los exministros se suman el nombramiento del presidente de la Nueva EPS, Aldo Cadena, sobre quien aseguran que no tiene buenos antecedentes ejecutivos, “no dan las garantías técnicas ni de capacidades gerenciales para gestionar la EPS más grande del país”.

Además, califican como insólita la acción popular que adelantó el Ministerio de Salud contra las EPS que se encuentran en déficit de reservas técnicas. Según los exfuncionarios, esa decisión no corresponde a las competencias de la cartera y es contradictoria con la debida gestión de sus responsabilidades.

“Estas decisiones se agregan a otras que vienen de atrás, orientadas también a satisfacer la voluntad soterrada del gobierno nacional para destruir lo construido durante tres décadas en el sistema de salud. Retornan a la memoria expresiones públicas realizadas hace varios meses por los más altos funcionarios de este gobierno nacional, en el sentido de precipitar una crisis, la que cada día se hace más evidente y lesiona la salud y el bienestar de millones de compatriotas, así como ponen en peligro sus vidas”, sostienen.

Para los firmantes, las decisiones del Gobierno nacional pretenden “por la vía de actos administrativos errados y erráticos, imponer una reforma a la salud que no soluciona los retos que enfrenta el sistema de salud”, empezando por la captura de los recursos para la administración única por parte del Estado.

“Los colombianos debemos tener claro el peligro al que se está sometiendo el goce efectivo del derecho a la salud. Los principios esenciales que lo desarrollan enfrentan la realidad de perderse. La eficiencia y la sostenibilidad del sistema de salud se hallan en entredicho ante la mala gestión y la permanente desfinanciación que este gobierno ha propiciado”, advierten.

Al contrario de lo que, según los anuncios, pretende el Gobierno, para los exfuncionarios esta situación derivará en una limitación paulatina del acceso a servicios de salud de las personas más pobres. Además, señalan que la reforma, de ser aprobada creará un sistema clientelista.

La reforma a la salud del Gobierno nacional se encuentra cerca de su tercer debate en el Senado de la República que deberá iniciar en febrero y ya se han citado audiencias públicas. Solo restan dos votaciones para definir si el proyecto será aprobado o archivado. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *