martes, febrero 27, 2024
Internacional

Israel considera “asombroso” que Sudáfrica pida suspender las “actividades militares” en Gaza

El equipo legal israelí tildó este viernes de “asombrosa” la petición de Sudáfrica a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para imponer a Israel medidas cautelares que incluyan la “suspensión inmediata de las actividades militares” en Gaza y aseguró que eso dejaría “a la otra parte” del conflicto “en libertad de continuar sus ataques”.

El letrado Christopher Staker consideró que “esta petición es, honestamente, asombrosa” y explicó que “un Estado que no es parte en el conflicto presenta una solicitud de medidas cautelares que requieren la suspensión unilateral de las operaciones militares por parte de una sola parte en el conflicto, dejando a la otra parte en libertad de continuar los ataques”.

Además, advirtió de que “la imagen que mostró ayer” Sudáfrica sobre la guerra en Gaza consiste en “varios incidentes individuales” que “no son pruebas de la intención de toda la operación militar como un todo”, en rechazo a la acusación de “genocidio” presentada ayer por el equipo de Sudáfrica.

Asimismo, instó a la CIJ a tener en cuenta para su veredicto que Israel “se compromete a cumplir el derecho internacional humanitario” y “está tomando medidas para aliviar la situación humanitaria” en Gaza.

Israel acusa a Sudáfrica de presentar una “imagen fáctica y jurídica distorsionada”

Tal Becker (izq.), Consejero Jurídico del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, el abogado Malcolm Shaw (2-izq.), y Gilad Noam (dcha.), Fiscal General Adjunto para Asuntos Internacionales
Tal Becker (i), Malcolm Shaw (2i.), y Gilad Noam (d.), este viernes. EFE/EPA/Remko de Waal

Israel acusó también a Sudáfrica de presentar a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) una “imagen fáctica y jurídica profundamente distorsionada” de la realidad de su guerra en Gaza, que definió como una respuesta “al mayor asesinato en masa calculado de judíos en un día desde el Holocausto”, el ataque del grupo islamista Hamás el 7 de octubre.

Durante una audiencia este viernes en la CIJ, el agente de Israel, Tal Becker, aseguró que la “totalidad” del caso presentado por Sudáfrica “depende de una descripción manipuladora, descontextualizada y deliberadamente recopilada de la realidad de las hostilidades actuales” en Gaza, donde la ofensiva israelí se ha cobrado la vida de más de 23.300 civiles.

Becker advirtió de que “si ha habido actos que pueden calificarse de genocidas entonces han sido perpetrados contra Israel”, una afirmación que llegó acompañada de fotografías de los rehenes tomados por Hamás, así como de imágenes del ataque a Israel, definido como “el mayor asesinato en masa calculada en un solo día desde el Holocausto”.

Becker acusó a Hamás de haber provocado “una masacre, con mutilaciones, violación y secuestro de tantos ciudadanos como los terroristas pudieron encontrar antes de que las fuerzas israelíes los repelieran” y describió que “torturaron niños delante de sus padres, y padres delante de los niños, quemaron personas, incluidos bebés con vida. Y sistemáticamente violaron y mutilaron a decenas de mujeres, hombres y niños”.

Israel acusa a Sudáfrica de violar la Convención sobre Genocidio al apoyar a Hamás

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Israel Katz, , por su parte, acusó a Sudáfrica de violar la Convención sobre Genocidio al apoyar a la “organización terrorista” Hamás, ya que busca “la eliminación del Estado de Israel”.

Rusia espera “objetividad e imparcialidad” del proceso

Por su parte, Rusia comprende los motivos de Sudáfrica para acusar de “genocidio” a Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), si bien confía en la “objetividad y la imparcialidad” del proceso contra el Estado judío, declaró este viernes el Ministerio de Exteriores ruso.

“Esperamos que la Corte Internacional de Justicia, el principal órgano judicial de la ONU, muestre objetividad e imparcialidad”, señaló la portavoz de Exteriores, María Zajárova, en su rueda de prensa semanal.

Sudáfrica acusa a Israel de tener un “patrón de conducta genocida”

Sudáfrica acusó ayer a Israel de tener un “patrón de conducta genocida” en su “política estatal” y denunció “asesinatos en masa”, “desplazamiento forzado” y un “lenguaje de deshumanización sistemática” de los palestinos.

Así, urgió a la CIJ a exigir “una suspensión inmediata de las operaciones militares israelíes en y contra Gaza”, y a evitar que Israel continúe “violando” la Convención contra el Genocidio, el tratado en disputa en este caso.

El país africano aseguró que “lideres políticos israelíes, comandantes militares, y personas que tienen cargos oficiales” declararon su “intención genocida de forma sistemática y explícita”.

Y advirtió de que “cualquier sugerencia de que los funcionarios israelíes no quisieron decir lo que dijeron o que los soldados y los civiles no entendieron bien lo que se dijo”, debería ser rechazada por la CIJ porque las pruebas son “escalofriantes, abrumadoras e irrefutables”.

Vista de la protesta propalestina delante de la Corte Internacional de Justicia
Vista de la protesta propalestina delante de la Corte Internacional de Justicia. EFE/ Imane Rachidi

Israel tilda las reclamaciones de “falsas e infundadas”

Sin embargo, un portavoz del Ministerio israelí de Exteriores tildó ayer las reclamaciones de Sudáfrica de “falsas e infundadas” y aseguró que tales afirmaciones “garantizan que Hamás pueda seguir con actos terroristas contra Israel”, por lo que, aseguró, Tel Aviv “seguirá protegiendo a sus ciudadanos y hará todo lo posible por detener” al grupo islamista.

La delegación israelí acudió a La Haya junto a algunos familiares de ciudadanos israelíes secuestrados o asesinados por Hamás, que contaron sus historias personales en eventos paralelos a la audiencia en la CIJ, y también organizaron una protesta desde el centro de La Haya y hasta la Corte, inundada en banderas israelíes y pancartas contra el caso judicial.

Protesta palestina

Al otro lado del edificio del tribunal, tuvo lugar una protesta propalestina, a la que se han sumado ciudadanos neerlandeses, pero también simpatizantes llegados de Alemania, Reino Unido, Francia y Estados Unidos, incluidos grupos de judíos ortodoxos críticos de la guerra israelí en Gaza, con carteles donde afirmaban “El judaísmo condena al Estado de Israel y sus atrocidades”, y “Fin de la masacre y la persecución sionista en Gaza”.

El ministro sudafricano de Justicia, Ronald Lamola, que estuvo en La Haya como parte del equipo demandante, señaló que este procedimiento “no es contra el pueblo judío, es contra las acciones del Estado de Israel” en Gaza.

Reiteró que Sudáfrica ha “condenado de forma inequívoca” el ataque del 7 de octubre de Hamás en Israel, pero advirtió de que “esas atrocidades no justifican ninguna forma de genocidio”. Con EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *