sábado, marzo 2, 2024
Nacional

Turistas mexicanos denunciaron presunto nuevo abuso económico en su paso por Cartagena

Luego de la apertura de la oficina para denunciar abusos contra turistas por parte de la Alcaldía de Cartagena, surge un nuevo incidente que evidencia la persistencia de esta problemática en la ciudad.

Esta vez, una pareja de turistas mexicanos denunció haber sido víctima de estafa al serles cobrados casi $6 millones en un puesto de comida en Cholón, una localidad turística cercana.

La denuncia, ampliamente compartida en redes sociales, revela que la factura incluía más de un millón de pesos por 30 cervezas, sumados a $550.000 por el servicio. Además, se menciona que por un tour en yate, los turistas fueron sorprendidos con un cargo de 3 millones de pesos. La pareja expresó su indignación, calificando la experiencia como “muy bella, pero muy cara”.

Ante este caso, el alcalde de Cartagena, Dumek Turbay, subraya la necesidad de establecer una política clara de defensa al turista en la ciudad. Aunque la información está en proceso de verificación, Turbay afirmó que la ciudad no puede permitir que estos abusos continúen y anunció medidas para restaurar la imagen de Cartagena.

El 3 de febrero de 2024, se inaugurará la Casa de Turistas en el primer piso del Palacio de la Aduana, una iniciativa operada por el Ministerio de Comercio y la Administración Distrital, destinada a abordar y prevenir casos de abuso contra los visitantes.

Noticias Caracol intentó contactar a los afectados por redes sociales, sin obtener respuesta hasta el momento. Persisten las denuncias por cobros excesivos en las cuentas de turistas que visitan las playas de Cartagena y sus alrededores, evidenciando la urgente necesidad de medidas para proteger la experiencia turística en la ciudad.

A turistas en Cartagena les cobraron dos millones de pesos por dos almuerzos

En la actual temporada de vacaciones, diversas denuncias de turistas extranjeros han surgido en Cartagena en las que señalan que están siendo víctimas de cobros exorbitantes en almuerzos, paseos turísticos y otros servicios, pagando cuantiosas sumas de dinero, que se consideran exageradas.

Estos incidentes han cobrado relevancia en las redes sociales y ciudadanos preocupados ya instan a las autoridades a intervenir y advierten que, si la situación persiste, Cartagena podría perder su estatus como centro turístico, dejando a cientos de personas sin empleo, ya que muchos dependen directamente de esta actividad comercial.

La periodista Ana María Cuesta compartió un caso particular en su cuenta de X, que involucra a dos turistas alemanes que visitaron Playa Blanca, en Barú. Según los turistas, durante el almuerzo, un individuo autodenominado como “el presidente Pablo” les dijo que pasaran a comer.

Anton, uno de los afectados, dijo que ellos fueron a la casa de ese sujeto y allí solicitaron dos jugos y dos platos de arroz con verduras, nada más que ello. Luego, cuando teníamos que pagar, se llevaron una sorpresa desagradable: les cobraron dos millones de pesos por esos platos.

Los turistas explicaron que otro individuo conocido como “El Chef” intervino y propuso una solución, haciendo que pagaran a través de Paypal. “Teníamos efectivo, pero no suficiente; no funcionaba la tarjeta de crédito, entonces pagamos por medio de una transacción”, dijo Anton. Por esta vía consignaron 200 euros; es decir, más de 850.000 pesos colombianos.

Como no tenían efectivo suficiente les dijeron a los turistas que pagaran con tarjeta. No funcionó, entonces hicieron transacción por PayPal – crédito imagen de referencia visualesIA

La mujer alemana afirmó que cuando pidieron ver el menú antes de ordenar, el hombre no se los mostró y les sirvió la comida de inmediato. Sin embargo, al momento de pagar, presentaron el menú con un costo elevado, revelando el valor solo cuando las personas debían abonar la cuenta.

Además, los turistas alegaron haber sido amenazados y que, al final, les quitaron todo el dinero en efectivo que llevaban, obligándolos a pagar el resto por transferencia bancaria debido al miedo que experimentaron.

Los afectados ahora solicitan a las autoridades que tomen medidas y que su situación se haga pública, con la esperanza de prevenir que más personas caigan en abusos por parte de comerciantes locales. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *