viernes, febrero 23, 2024
Actualidad

El volumen de comercio entre Rusia y China bate un nuevo récord

El presidente ruso Vladímir Putin y el líder chino Xi Jinping en la ceremonia de firma de documentos conjuntos sobre la profundización de las relaciones y los ámbitos de cooperación hasta 2030 en Moscú, el 21 de marzo de 2023.Mijaíl Tereschenko / Sputnik

El volumen de comercio entre Rusia y China aumentó un 26,7 % de enero a noviembre de 2023, según datos de la Administración General de Aduanas del gigante asiático publicados este 7 de diciembre. Así, el intercambio entre ambos países superó los 218.000 millones de dólares, lo que constituye un nuevo récord histórico.

Durante esos meses, China exportó a Rusia mercancías por valor de más de 100.000 millones de dólares, una cifra que supone un aumento de casi el 50 % en comparación con el mismo periodo del año pasado. Rusia, por su parte, suministró a China mercancías por valor de más de 117.000 millones, un 11 % más que el año anterior.

De este modo, las naciones superaron los objetivos de volumen de negocios comerciales fijados previamente por los presidentes Vladímir Putin y Xi Jinping. En el foro de la Franja y la Ruta celebrado en octubre, ambos líderes fijaron el objetivo de aumentar las cifras hasta los 200.000 millones de dólares para 2024.

Las exportaciones chinas aumentan por primera vez en meses

Las exportaciones chinas subieron por primera vez en noviembre, rompiendo un período de 6 meses de descensos. El aumento de las exportaciones fue del 0,5 % interanual frente a la caída del 6,4 % registrada en octubre, precisa The Financial Times. El aumento se produjo en contra de una previsión de Reuters basada en la opinión de 28 economistas que pronosticaban un descenso del 1,1 %. Por el contrario, las cifras de importación cayeron un 0,6 %, frente a las previsiones de un aumento del 3,3 %.

Las cifras de exportación, mejores de lo esperado, llegan a pesar de datos anteriores que sugerían lo opuesto, como el índice oficial de directores de compras, que apuntó a un descenso de la actividad manufacturera el mes pasado.

Según los economistas, las importaciones, inferiores a lo previsto, indicaban una demanda interna más débil, con la economía afectada por la ralentización del sector inmobiliario, mientras que el aumento de las exportaciones apuntaba a una mejora de la demanda mundial de productos chinos. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *