sábado, marzo 2, 2024
Actualidad

Así puede identificar el alcohol adulterado en las fiestas decembrinas

Durante las festividades de Navidad y fin de año, el consumo de licor adulterado en Bogotá y Soacha se cobró la vida de cincuenta personas el año pasado. Ante este grave hecho, el director del Instituto Nacional para Ciegos, Carlos Parra, ha ofrecido recomendaciones clave para detectar bebidas alcohólicas fraudulentas y de esta forma evitar consecuencias fatales.

En una reciente intervención en el programa Le tengo el remedio, de Citytv, Parra enfatizó la importancia de adquirir bebidas alcohólicas únicamente en establecimientos certificados. Además, instó al público a ser cautelosos y restringir el consumo de alcohol en sitios que no ofrezcan garantías de confianza y calidad.

Según Parra, una medida esencial para reconocer la autenticidad de las bebidas es la inspección de las tapas, sellos y estampillas de seguridad en las botellas, que deben estar correctamente colocados y sin signos de manipulación. La ausencia o daño de estos elementos puede ser indicativo de adulteración y, por tanto, un riesgo para la salud de los consumidores.

Cabe recordar que la venta de licor adulterado es una práctica ilegal que pone en peligro la vida de las personas. La ingesta de estas bebidas puede conllevar a intoxicaciones severas e, incluso, la muerte, como lamentablemente ocurrió en el caso de los fallecidos en Bogotá y Soacha durante la temporada festiva anterior.

Advertencia sobre el consumo de licor adulterado ante la oferta sin sellos

Especialistas en la salud y el consumo de bebidas alcohólicas han lanzado una serie de recomendaciones para evitar el consumo de licor adulterado, que puede poner en riesgo la salud y la vida de las personas. La principal alerta se centra en el hecho de que se decline la compra de bebidas alcohólicas que se ofrecen sin los sellos fiscales correspondientes, pese a su más bajo costo, ya que esto podría indicar una procedencia dudosa. De igual forma, se destaca la importancia de inspeccionar que las botellas no contengan residuos o suciedad en su interior, como una medida preventiva adicional.

El segundo aspecto clave es prestar atención al olor de la bebida, el cual debe corresponder con el aroma tradicional esperado y no ser excesivamente penetrante, lo que podría ser una señal de adulteración. Adicionalmente, se recuerda la práctica recomendada de rasgar o destruir los logos de las botellas tras su uso, junto con dañar y desechar las tapas, para evitar su reutilización indebida, lo cual se constituye como otro método preventivo contra el fraude en bebidas alcohólicas.

Estas instrucciones son emitidas en un contexto donde la venta de alcohol ilegal y posible adulteración representa una problemática de salud pública, con consecuencias que pueden ir desde la afectación de la salud hasta casos fatales. La metodología para identificar productos confiables y seguros incluye además asegurarse de la procedencia de la bebida, su almacenamiento adecuado y la transparencia del vendedor. Las autoridades sanitarias y los expertos en consumo de bebidas insisten en la importancia de seguir estos lineamientos para proteger a los consumidores.

Licor adulterado, recomendaciones de consumo, sellos fiscales, salud pública y bebidas alcohólicas son temas de gran relevancia en el ámbito de la prevención de riesgos asociados al consumo de productos de procedencia dudosa. La información compartida busca sensibilizar y educar a la población para ejercer un consumo informado y seguro.

Cuántas personas se han visto afectadas

Con base en uno de los boletines epidemiológicos Semanal(BES) del Instituto Nacional de Salud (INS), entre el 22 de noviembre de 2022 y el 14 de enero de 2023 se reportaron 66 personas intoxicadas por licor adulterado con metanol, de las cuales, 61 eran de Bogotá y cinco de Soacha, lo que muestra un aumento en este tipo de bebidas en las fiestas decembrinas.
Te puede interesar: Llegó Navidad: estas son las canciones que más escuchan los colombianos en las fiestas de fin de año

En relación con la letalidad, en total se registraron 49 muertes (44 en la capital y cinco en el municipio vecino) por consumir licor en mal estado durante las festividades. Estas personas tenían edades entre los 28 y 79 años. “En la investigación epidemiológica de campo se identificó el consumo reciente de bebidas alcohólicas como: Rey de Reyes (con reporte positivo para metanol por la entidad territorial), La Cabañita, Old John, El Capo o Cowls”, explica la entidad sanitaria en el documento.

Entre los efectos que experimentaban las personas que se intoxicaron, se encuentran manifestaciones corporales como visión borrosa, ceguera, estado de coma y, por último, la muerte. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *