martes, febrero 27, 2024
Nacional

Este sería el tren de alta velocidad que conectaría Bogotá y Medellín

Los colombianos podrían empezar a contemplar la idea de que de las nueve horas que tarda un viajero en carreteras de Bogotá a Medellín pase a menos de tres horas, esto con el proyecto del tren de alta velocidad que plantean desde Antioquia.

El proyecto tren de alta velocidad Medellín-Bogotá fue uno de los destacados del Plan Maestro de Transporte y Logística (PMLTA) y fue recientemente presentado por la Gobernación de Antioquia y se prevé que podría hacerse realidad en 2050. De hecho, se conoció de mano de Ferrocarril de Antioquia que se encuentra en fase de estudios de prefactibilidad y consultoría. Tales estudios tuvieron un valor equivalente a 835.000 euros, es decir, unos 3.500 millones de pesos.

En los próximos 15 meses, se tiene previsto obtener los resultados de la fase preliminar para analizar información más detallada y aterrizada sobre el proyecto y los pasos a seguir. Según la Promotora Ferrocarril de Antioquia, se trata de la construcción de un corredor férreo de aproximadamente entre 360 y 600 kilometros de longitud, con base en la alternativa elegida.

Según el proyecto, serían cuatro las rutas alternativas para definir una definitiva: Medellín – La Dorada – Bogotá; Medellín – Bucaramanga – Tunja – Bogotá; Medellín, La Dorada – Girardot – Bogotá y Medellín, Quindío – Ibagué – Bogotá. No obstante, es responsabilidad de los estudios de factibilidad los que determinen la mejor ruta, así como los costos estimados del proyecto.

De acuerdo con Diego David Ochoa, coordinador de Planeación de la Promotora Ferrocarril de Antioquia, luego de esta etapa, lo que sigue es definir las características técnicas del sistema. “De forma preliminar se estima que tendría una velocidad comercial de entre 200 y 250 km/h, una pendiente promedio de 1,5% y un tiempo de viaje de 2,5 horas entre las dos más importantes ciudades de Colombia”, explicó Ochoa.

La distancia aproximada entre Medellín y Bogotá es de 450 kilómetros, esa distancia por carretera implica un viaje de más de 8 horas de recorrido y mediante una conexión aérea unas 3 horas si se consideran los desplazamientos y tiempos de espera en los aeropuertos.

De acuerdo con las proyecciones de la Promotora Ferrocarril de Antioquia, entre 2041 y 2051 se desarrollaría esta obra. “Se trata de un proyecto que, no solo beneficiaría a Antioquia sino también a otras regiones y ciudades intermedias que se encuentran en el camino entre Medellín y Bogotá, lo que fortalecería la integración nacional. La mejora en la conectividad a través del tren generaría mayor oferta turística, brindaría una solución a viajeros de negocios a la región, lo que beneficiaría a la industria del turismo y la economía en diversas áreas”, dijo el gerente de la Promotora Ferrocarril de Antioquia, Gustavo Ruiz Agudelo.

Un proyecto necesario que tardará en llegar

Según lo dicho en El Tiempo por Andrés Emiro Diez, docente investigador de la Universidad Pontificia Bolivariana y miembro de la junta directiva de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI), es positivo que desde ya se comiencen a concretar este tipo de iniciativas.

El experto le aseguró a ese medio que sin conocer los términos de contratación o alcance de estos estudios de prefactibilidad es muy complicado saber los alcances y datos que arrojará. No obstante, indicó que espera que estos den claridad sobre los trazados alternativa que se puedan evaluar en un estudio detallado.

”Esos trazados alternativa darán mayor claridad sobre unas obras globales, cuántos túneles, cuántos viaductos, así como un presupuesto global que daría el nivel de posibilidad de que el proyecto pase a una etapa de factibilidad”, contó el docente.

El Tiempo le preguntó por los retos en la topografía para unir ambas ciudades, a eso Diez dijo que, si bien este tren pasaría por zonas que son susceptibles a ser protegidas por su importancia en los ecosistemas, los túneles se vuelven una opción viable para sortear estas zonas. “Es cierto que un túnel incrementa el costo del proyecto, pero es una solución no solo en infraestructura, sino también medioambiental. Y Antioquia ya tiene mucha experiencia en este campo por lo que hay que quitarle el miedo a estos proyectos”, afirmó el profesor Diez.

Sin embargo, para él aún hace falta mucho tiempo para ir pensando en este tipo de detalles y que, por ahora, lo rescatable es que ya se comenzó a hacer el trabajo previo y necesario para tenerlo concretado en varios años. “Es difícil pensar que se pueda tener rápido, pero se debe hacer todo lo posible para encarrilar ese proyecto, porque las distancias que hay entre Bogotá y Medellín no son mayores a las que hay en algunas ciudades de España y Francia que tienen esta red. Creo que tenemos que comenzar”, expresó el docente.

Para Diez, es prudente contemplar una primera línea que baje al Magdalena y que la gran estación esté en el hub aeroportuario de Rionegro aprovechando los desarrollos que allí habrá y que sirva como catapulta para la conexión con la capital del país. “No lo veo descabellado, veo muy loable que se comiencen a buscar los trazados para este proyecto”, puntualizó el experto.

Por su parte, el gerente de la promotora del Ferrocarril manifestó que “el Plan Maestro de Transporte y Logística de Antioquia es la hoja de ruta que le dejaremos al departamento para que cada administración de aquí al 2050 sepa qué es lo que tiene que intervenir en transporte, infraestructura y logística para Antioquia”. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *