24 de julio , 2024
Nacional

Apareció niña de 8 años que había sido reportada como desaparecida en Bogotá

Una familia de Bogotá se vio sumida en la angustia este martes 14 de noviembre, cuando su hija de 8 años, Diana Estefanía Kaedbay Petit, desapareció en circunstancias confusas tras finalizar su jornada académica en el Colegio Panamericano, ubicado en la localidad de Los Mártires, en el centro de la capital colombiana.

Los familiares, desesperados, iniciaron una intensa búsqueda por toda la ciudad después de denunciar en redes sociales la desaparición de la menor. Según relató la hermana mayor, Eukarys Salaverria Petit, la niña habría salido del colegio en compañía de una persona que se identificó como familiar, a pesar de que solo la madre y uno de los hermanos estaban autorizados para recogerla diariamente.

“El colegio Panamericano ubicado en la localidad de Los Mártires Cra 27 # 24c-19 dejó que alguien se llevara mi hmna y otra niña, y ahora no nos quieren dar razón de dónde está ni están dejando ver las cámaras. Está es mi hmna”, compartió en su cuenta personal de X la hermana mayor de la niña perdida, Eukarys Salaverria. La publicación ya fue eliminada.

La versión oficial del colegio indica que el hermano de la niña la habría recogido en bicicleta, afirmación que fue negada por la familia, ya que el hermano no posee una bicicleta ni sabe manejarla. Además, la orientadora del colegio intentó inducir a error a la familia, generando dudas sobre la versión de los hechos.

Ante la gravedad de la situación, la Secretaría de Educación activó los Equipos Territoriales de la Oficina para la Convivencia Escolar, trasladándose de inmediato a la institución para investigar posibles fallos en los protocolos de entrega de los menores.

La Policía de Infancia y Adolescencia examinó las cámaras de seguridad del colegio, aunque la baja resolución de las imágenes dificulta la confirmación de algunos detalles.

Sin embargo, el desenlace de esta historia no es negativa, pues la Policía Metropolitana de Bogotá anunció el martes 14 de noviembre por la noche que la niña había sido encontrada. La menor fue reunida con su familia, aliviando la angustia que embargaba a sus seres queridos.

A pesar del reencuentro, persisten incógnitas sobre las circunstancias de la desaparición, y se espera que en los próximos días la Policía revele los motivos detrás de este misterioso incidente. La familia, por su parte, desconoce aún las razones precisas que llevaron a la pequeña a perderse.

En conversaciones con Pulzo, la familia denuncia que hasta en tres oportunidades la institución educativa los llamaron afirmando que seguramente el hermano mayor sí pasó a recogerla en bicicleta, pese a que, según afirma Eukarys Salaverria Petit, su hermano no tiene bicicleta y ni siquiera sabe manejarla.

Además, según lo registró Red+, la familia de la menor tiene intenciones de demandar a la docente que permitió que la niña saliera del plantel educativo.
Desafíos peligrosos en redes sociales, menor de edad se fue de su casa para cumplir reto viral

En la era de las redes sociales, el fenómeno de desafíos virales entre los jóvenes ha tomado un giro peligroso. A raíz de casos como la Ballena Azul, asociada a prácticas autolesivas y asfixia, un nuevo y alarmante juego ha surgido en Latinoamérica. El 18 de abril, la ciudad de Bogotá fue testigo de un caso que pone de manifiesto la peligrosidad de estos desafíos.

Una niña de 8 años desapareció en Puente Aranda, generando angustia entre sus padres. Sin embargo, las cámaras de seguridad revelaron un giro inesperado: la menor se había escondido por su cuenta. Surgió la hipótesis de que este incidente se vincula con una tendencia más amplia de desafíos en internet.

En otro incidente registrado, se observó cómo la niña caminó durante dos horas antes de llegar a una estación de Policía, donde buscó ayuda. Las autoridades, inmersas en la investigación, sugieren que este caso podría ser parte de un peligroso juego en línea que desafía a los menores a desaparecer durante 48 horas con el objetivo de volverse famosos en redes como Instagram y TikTok. El participante con más interacciones se proclama ganador, alentando incluso a que sus familiares cierren calles en su búsqueda.

Aunque se afirma que este reto se originó en España en 2017, la Policía de Infancia y Adolescencia advierte sobre los riesgos inherentes, destacando la exposición a peligros, accidentes y vulneraciones. Este fenómeno no solo afecta a Colombia, sino que ha cobrado fuerza en otros países de la región, incluyendo México.

Ante este panorama, las autoridades subrayan la importancia de informar cualquier desaparición a la Dijin de la Policía Nacional. Se ofrecen pautas para el reporte, instando a que el declarante sea preferiblemente un familiar y proporcione datos completos, incluida una fotografía reciente de la persona desaparecida.

Además, se sugiere agotar todas las posibilidades, desde contactar hospitales hasta comunicarse con Medicina Legal. La gravedad de estos desafíos en línea resalta la necesidad urgente de estar alerta y tomar medidas preventivas para salvaguardar la seguridad de los menores en un mundo cada vez más influenciado por las redes sociales. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *