13 de julio , 2024
Nacional

Centro asistencial en Cartagena estaría alterando equipos para el robo de energía

Recientemente, Afinia, la compañía encargada de proporcionar energía eléctrica a una parte importante de la costa Caribe colombiana, que forma parte del grupo EPM, ha hecho público un posible caso de hurto de energía en un corregimiento de Cartagena.

La empresa de distribución eléctrica ha detectado manipulaciones recurrentes en los dispositivos de medición de las instalaciones ubicadas en el kilómetro 5 del anillo vial, en la vía a Pontezuela.

De acuerdo con una publicación de la Revista Semana, sobre este tema, la compañía ha declarado: “En particular, a través de un exhaustivo trabajo de inteligencia, investigaciones y resultados obtenidos mediante equipos de detección, se han detectado cortes en los cables de los medidores que han alterado el registro normal del consumo eléctrico, lo que ha permitido al usuario utilizar el servicio sin que este se registre de manera real”.

Durante el año 2023, técnicos especializados de Afinia han identificado un total de cinco manipulaciones similares en las que el fraude de energía asciende a aproximadamente $55 millones en el caso de este cliente, lo que demuestra la persistencia en la adopción de prácticas ilícitas con el propósito de evitar el pago de los consumos eléctricos.

Para abordar esta práctica inapropiada e ilegal, Afinia ha intensificado sus esfuerzos para educar a las comunidades, promoviendo no solo el uso legal y responsable de la energía como una medida preventiva, sino también informando a los usuarios sobre las consecuencias de las pérdidas de energía en sus facturas mensuales de servicios eléctricos.

“A través de estas acciones, Afinia reafirma su compromiso con la integridad del suministro eléctrico y con la lucha contra el fraude eléctrico, garantizando un servicio equitativo para todos los usuarios”, dijo la empresa citada por la Revista Semana.

En casa de estrato 6 idearon plan maestro para robar electricidad en Barranquilla

Air-e, la empresa que suministra la energía en Barranquilla, ha expuesto otro caso de robo de electricidad en una exclusiva residencia situada en el barrio de Villa Santos, al norte de la ciudad. Durante un rutinario procedimiento de inspección, los expertos técnicos de la compañía descubrieron una manipulación en el equipo de medición, utilizando un sofisticado puente diseñado para eludir el pago del consumo real de energía.

Ante este hecho, Air-e ha puesto en marcha una investigación para determinar la magnitud del engaño y así tomar las medidas legales correspondientes contra los responsables. La empresa expresa que el robo de energía no solo afecta a las empresas suministradoras, sino también a la comunidad en general, ya que se traduce en un aumento de los costos para los usuarios honestos.

Lo que más llama la atención de este caso es que el procedimiento de los técnicos se llevó a cabo en una ostentosa vivienda de estrato 6, por lo que muchos de los usuarios del servicio consideran que los responsables “no tenían la necesidad” para cometer ese delito.

Según las evaluaciones técnicas preliminares, se estima que el consumo no autorizado de electricidad alcanza los 7.229.985 millones de pesos mensuales y 90.358.470 millones de pesos al año.

A través de esta manipulación en el medidor, también se evadía el pago del impuesto conocido como “contribución de solidaridad”, el cual representa el 20% del consumo de energía ilegal, es decir, se dejaron de pagar aproximadamente 1.445.997 millones de pesos mensuales y 18.071.748 millones de pesos al año en concepto de este impuesto.

Lo que la empresa afirmó por medio de un comunicado es que, “con la contribución de solidaridad se recaudan recursos para el otorgamiento de subsidios, los cuales permiten disminuir el costo del servicio de energía que consumen los usuarios más necesitados (subnormales y residenciales de estratos 1, 2 y 3)”.

La compañía energética recordó que este actuar ilegal se sigue presentando, a pesar de las diferentes publicidades que hacen para que el uso del servicio público:

“A pesar de las campañas realizadas, hay personas naturales y establecimientos comerciales que insisten en conectarse ilegalmente. Esto no solo afecta a la empresa, sino a la calidad del servicio como tal”, gerente de servicios jurídicos de Air-e, Fermín De la Hoz. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *