13 de julio , 2024
Actualidad

El ELN no abandonaría las armas tras el proceso de paz: Alias Gabino

En redes sociales se hizo viral un video en el que Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, uno de los máximos jefes subversivo del Ejército de Liberación Nacional (ELN) afirma que ese grupo armado al margen de la ley no abandonará la lucha armada, pese a lo que se negocie dentro del proceso de paz que iniciaron con el Gobierno Petro.

“De eso discutimos mucho en esta mesa y hay claridad de la gente del Gobierno de lo que nosotros pensamos, de manera que, por eso, ni asomos de discusión de que vamos a dejar armas, de eso no se trata, olvídense de eso les dijimos, si esa es la condición no hay acuerdo”, afirmó.

En la grabación el jefe insurgente agregó que en el proceso se están discutiendo que se llegue a las condiciones políticas necesarias para alcanzar la paz, pero no para entregar su armamento, como sí ocurrió con la extinta guerrilla de las FARC.

“No fue la condición, ni siquiera lo plantearon porque saben de nuestras posiciones políticas. Antes todos los gobiernos lo que querían era que el ELN se desmovilizara y esa nunca ha sido la postura. Buscar la paz, una salida política a este conflicto no tiene nada que ver con desmovilización ese es nuestro pensamiento y como los otros lo que nos pedían era desmovilizarnos pues sencillamente por ese camino ni hemos andado, ni vamos a andar”, reiteró.

El video fue difundido por varias figuras políticas, como la senadora María Fernanda Cabal del Partido Centro Democrático y reconocida opositora del Gobierno Nacional, quien cuestionó este proceso con el que ha estado en desacuerdo.

“No habrá entrega de armas, no habrá desmovilización. ¿De qué paz están hablando? Avanza la idea de milicianización del Estado con el concurso de los terroristas, que hoy no son perseguidos sino contemplados (sic)”, afirmó la congresista del uribismo.

También se sumó las críticas Juan Manuel Galán, del movimiento político Nuevo Liberalismo e hijo del mártir de la lucha contra el narcotráfico, Luis Carlos Galán.

“El ELN no quiere la paz, no va a entregar las armas, ni se va a desmovilizar, ni dejará de reclutar niños. Quiere la farsa de un diálogo y negociación de “yo con yo” para fortalecerse militar y políticamente (sic)”, sostuvo.

Aunque se desconoce la fecha de esta grabación, la controversia está servida, más ahora que desde el pasado miércoles 3 de agosto comenzó a regir el cese bilateral al fuego entre esa agrupación alzada en armas y el Estado colombiano.

ONU acuerda verificar el alto el fuego

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el miércoles 3 de agoto una ampliación del mandato de la misión de Naciones Unidas en Colombia con el fin de que pueda encargarse también de verificar el alto el fuego pactado entre el Gobierno y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Por unanimidad, los 15 países del Consejo de Seguridad adoptaron una resolución propuesta por el Reino Unido y que responde, a su vez, a una solicitud hecha previamente por la Administración del presidente Gustavo Petro.

La decisión autoriza a reforzar la misión que la ONU ya tiene en Colombia con otros 68 observadores internacionales y el personal de acompañamiento civil necesario para ocuparse de estas nuevas tareas.

Preguntado al respecto, el portavoz de la Secretaría General de Naciones Unidas Farhan Haq aseguró que la organización está lista para asumir las responsabilidades encomendadas por el Consejo.

El cese el fuego bilateral que el Gobierno colombiano y el ELN firmaron el pasado 9 de junio en La Habana entrará en vigor este jueves y se prolongará hasta el 29 de enero próximo, aunque las dos partes ya acordaron detener sus acciones ofensivas.

El monitoreo y verificación del cese el fuego se hará mediante un mecanismo del cual hacen parte la propia fuerza pública y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, el ELN, la Conferencia Episcopal y la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

La decisión de este miércoles por parte del Consejo de Seguridad da la luz verde oficial para que esa Misión de Verificación asuma su parte de responsabilidad en esta tarea.

Además, la resolución señala la disposición de la organización a supervisar un alto el fuego entre el Gobierno y el Estado Mayor Central (EMC), la principal disidencia de las FARC, en caso de que sea restablecido.

El mes pasado, el Gobierno y el EMC anunciaron un acuerdo para instalar una mesa de negociaciones de paz, un movimiento que se produjo un mes y medio después de que el Ejecutivo suspendiera de manera parcial el cese al fuego bilateral con esa disidencia como respuesta al asesinato de cuatro indígenas menores de edad que intentaron escapar tras ser reclutados a la fuerza en el sur del país por el Frente Carolina Ramírez, que forma parte de ese grupo.

La ONU estableció en 2016 una misión especial para verificar el alto el fuego entre el Estado colombiano y las FARC y desde 2017 se encarga de verificar partes del acuerdo de paz.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *