miércoles, junio 19, 2024
Actualidad

Mancuso ayudará a buscar cuerpos de desaparecidos en la frontera

El excomandante del Bloque Catatumbo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso, está dispuesto a entregar información sobre las personas desaparecidas por esa organización en el nororiente del país.

El exparamilitar se comprometió con la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) a ampliar su información y apoyar las labores de rastreo.

Mancuso podría ser una fuente clave para la búsqueda de desaparecidos en Norte de Santander y la frontera con Venezuela, sitios en los que según se ha dicho se inmolaron e incineraron cuerpos de las víctimas paramilitares.

En la audiencia ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) señaló que podrían ser más de 200 los cuerpos enterrados en fosas comunes abiertas por miembros de esa organización en el territorio del vecino país.

A raíz de esas declaraciones, la UBPD sostuvo una reunión con Mancuso Gómez en la que el exjefe paramilitar expresó compromiso con contribuir “activa y decididamente en la búsqueda humanitaria y extrajudicial de personas desaparecidas”. Sus aportes serán con la entrega de información para establecer los contextos en que sucedieron los hechos, la verdad de lo que ocurrió con las víctimas y ubicar el paradero de los restos en la frontera.

El excomandante del Bloque Catatumbo le manifestó a los funcionarios, entre ellas la directora de la UBPD Luz Janeth Forero, que quería participar en las intervenciones de carácter restaurativo que se realizan junto a la búsqueda, identificación y entrega de los cuerpos de personas dadas por desaparecidas. Ahora se adelanta un protocolo para establecer cómo podrá participar.

Junto con esta reunión, también se firmó un memorando de entendimiento con la República de Venezuela para facilitar el proceso de búsqueda en la zona fronteriza y territorio bolivariano. La UBPD ya ha obtenido hallazgos del lado colombiano de la frontera, que se encuentran en verificación técnica.

Ahora avanzan en la corroboración de nueva información, fortalecida por nuevos datos, que permita avanzar en la investigación humanitaria extrajudicial y establecer nuevos sitios de interés forense que podrían ubicarse en el territorio venezolano.

“Somos conscientes del reto sin precedentes que supone la búsqueda de personas desaparecidas en una misión humanitaria de carácter binacional, algo inédito en la historia de los sistemas de justicia transicional en el mundo”, señalaron de la UBPD.

Luz Janeth Forero Martínez, directora de la UBPD, señaló que se buscan mecanismos para que Salvatore Mancuso pueda participar de la búsqueda de personas desaparecidas en el territorio venezolano por los paramilitares

La labor de búsqueda humanitaria es apremiante y no debe tardar, debido a que podrían ser alterados los lugares en los que se encuentran los restos. Por eso hicieron un llamado a la Cancillería y al presidente Gustavo Petro para que agilicen sus labores diplomáticas y así lograr iniciar los procesos.

“La Unidad de Búsqueda solicita, muy respetuosamente, al gobierno nacional que, en el marco de los protocolos binacionales suscritos para este fin y de las voluntades expresadas por ambos gobiernos, se definan y activen las condiciones mínimas para la participación efectiva del señor Mancuso en este proceso de búsqueda, identificación y recuperación de las víctimas de desaparición forzada en el territorio de frontera colombo-venezolana, para lo cual pone a su disposición todo su conocimiento y experticia”, señaló la Unidad.

Forero señaló que la búsqueda binacional será un hecho sin precedentes y podrá ser de “absoluta reparación” para las víctimas de familiares desaparecidos durante el conflicto armado, parte de quienes podrían aliviar el dolor y el impacto al concluir la incertidumbre sobre el paradero de sus allegados.

Según dijo Mancuso en la JEP, “la orden de desaparecer a estas personas vino de la fuerza pública” porque no podían mostrar resultados en seguridad con la aparición de muertos en su jurisdicción. La solución fue solicitarle a sus paramilitares aliados que ocultaran los cuerpos, por lo que en Norte de Santander, “unas víctimas fueron arrojadas al río, en la frontera, pero miembros de autodefensas ingresaron y dejaron fosas en Venezuela”, señaló Mancuso. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *