20 de julio , 2024
Nacional

Mediación de la Defensoría y la Procuraduría permitió liberación de seis soldados

Gracias a la mediación de la Defensoría del Pueblo y de la Procuraduría General de la Nación, seis soldados del Ejército Nacional recobraron la libertad luego de que fueran secuestrados por la comunidad en el corregimiento Pichinde, sector Peñas Blancas, en los Farallones de Cali.

Los uniformados fueron retenidos luego que en desarrollo de operativos contra la minería ilegal se produjeran enfrentamientos con los mineros, que dejó como resultado un trabajador muerto.

El incidente comenzó cuando miembros de la Tercera Brigada incautaron los elementos de seis mulares a cargo de cuatro personas que pretendían entrar a la zona Peñas Blancas, en el corregimiento de Pichindé en los Farallones de Cali, que según la comunidad, se trataría de alimentos. Y se agravó luego que la Policía Nacional retuviera a un hombre que supuestamente habría atacado a uno de los vehículos de la institución.

Según el reporte del Ejército, las tropas fueron atacadas con disparos y para preservar su integridad, los uniformados se vieron obligados a defenderse con sus armas.

Al respecto, el Comando de la Tercera Brigada, unidad militar orgánica de la Tercera División del Ejército Nacional, frente a hechos registrados desde horas de la noche de ayer, 21 de junio, en la vereda Peñas Blancas, corregimiento de Pichinde, municipio de Santiago de Cali, Valle del Cauca, expidió el siguiente comunicado:

Las unidades mediante el desarrollo de operaciones militares, hacen presencia en la vereda Peñas Blancas, de Cali, Valle del Cauca, con la misión de contrarrestar el flagelo de la explotación ilícita de yacimientos mineros.

De acuerdo con lo reportado, las tropas realizarían la incautación de seis mulares que llevaban elementos para la extracción ilícita de yacimientos mineros. Estos eran conducidos por cuatro personas.

2. Siguiendo los protocolos establecidos, la situación fue puesta en conocimiento de la Policía Nacional para la realización de los actos urgentes. Es en ese momento, cuando las tropas informaron que fueron rodeadas por más de 100 personas, quienes de forma tumultuaria y agresiva, con palos y piedras impidieron que se llevara a cabo el procedimiento.

3. De acuerdo con información preliminar, las tropas son atacadas con disparos, por lo que habrían reaccionado para preservar su integridad.

4. Al parecer, en este hecho resultó muerta una persona y cuatro más heridas, que son evacuadas de la zona para recibir atención médica, situación que será investigada por las autoridades competentes.

5. En el desarrollo de la situación, se reportó que la comunidad quemó los equipos de campaña y víveres de nuestros soldados e intentó arrebatar el fusil a uno de ellos.

6. En este momento se encuentran 30 soldados en el sitio, a quienes les impiden salir del lugar.

7. Este comando rechaza rotundamente esta situación y procederá? a interponer ante las autoridades competentes las denuncias respectivas por asonada y secuestro, entre otras conductas punibles que pudiesen configurarse.

8. Los soldados cumplen con la misión constitucional. Las operaciones militares son legítimas y coadyuvan a generar condiciones de seguridad y a propender por el goce de los derechos de la población civil. Se invita a la comunidad a no obstruir las operaciones militares, ya que esto puede constituir delitos, como lo consagra el Código Penal Colombiano.

9. Este Comando adelanta esfuerzos en un trabajo articulado con la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría, la Alcaldía Municipal, la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades civiles para la liberación de nuestros militares, así como el esclarecimiento de los hechos.

La Defensoría del Pueblo expresó que rechaza y lamenta la muerte del ciudadano Wilmer Álvarez, oriundo de Suárez, Cauca, en hechos que son materia de investigación; igualmente, se solidariza con los familiares de cuatro personas que resultaron heridas.

Adicionalmente, la Defensoría del Pueblo confía en que las autoridades competentes esclarezcan rápidamente lo sucedido, y recomienda la instalación de una mesa interinstitucional con los diferentes actores en situación de conflictividad para explorar soluciones que permitan una atención estructural a la problemática histórica en ese sector de yacimientos mineros, considerado el pulmón natural más grande de la región.

La Procuraduría General de la Nación indicó que en su rol de garante de derechos y en búsqueda de soluciones pacíficas, envió a la zona a la Procuradora Regional de Instrucción del Valle, para aunar esfuerzos junto a la Defensoría del Pueblo a fin de proteger la integridad de los soldados involucrados. Con RSF

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *