lunes, mayo 20, 2024
Política

Gobierno convocó a sesiones extras, pero no incluyó las reformas pensional y de salud

El número de diputados en las asambleas departamentales que se definirán en octubre de este año y las adiciones presupuestas que quedaron pendientes: estos son los principales temas que el Gobierno nacional puso sobre la mesa para que los senadores y representantes regresen a legislar al término del primer año de legislatura.

Aunque el presidente Gustavo Petro había dicho que en este receso legislativo se debatirían las reformas sociales, como la pensional y la de salud, no fueron incluidas en el reciente decreto que emitió el Gobierno, firmado por el ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, en el que convocan a las sesiones extraordinarias.

Aunque la reforma laboral, la reforma carcelaria y la ley de sometimiento tampoco vieron la luz en el Congreso, tal parece que el Gobierno querrá debatir las reformas pensional y de salud, que siguen con vida, cuando inicie la siguiente legislatura. Sin embargo, podrían convocar a otras sesiones extraordinarias para tratar esos temas.

Fue con el decreto 0999 de junio de 2023 en el que se definió que los legisladores colombianos deberán arribar al Capitolio Nacional, entre el jueves 22 y el sábado 24 de junio, para debatir algunos otros temas importantes para la nación que no alcanzaron a debatirse en la legislatura que acabó el pasado martes 20 de junio, cuando se hundió, como último proyecto, la regularización del cannabis de uso adulto en Colombia, impulsado por el oficialismo.

Así las cosas, el decreto firmado por el jefe de cartera establece, entonces, que se discutirán la Ley Orgánica 330 de 2023, por la cual se adiciona un artículo a la Ley 2200 de 2022, con el que se busca delimitar el número de asambleístas que se definirán en las elecciones regionales de octubre del presente año.

De igual manera, el edicto de Presidencia de la República también contempla que, mediante Ley 342 de 2023, se discutirán las adiciones presupuestales del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que, aunque se aprobó en mayo de este año, ahora se le deben asignar nuevos montos a otros temas como a la niñez, mediante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

En el documento oficial, además, se asegura que desde este mismo jueves, los congresistas deberán enfocarse en estudiar esas dos iniciativas claves para el Ejecutivo. Lo que sí llamó la atención fue que no se presentaron las citadas reformas de salud y la pensional, que buscan, entre otras cosas, quitarle el poder a los entes privados y, de alguna forma, empoderar lo estatal y público.

El decreto de Velasco va en contravía de lo que el mismo jefe de Estado comunicó recientemente, cuando dio a conocer que le meterían turbo a esas sesiones para que se discutieran sus polémicos proyectos, especialmente los relacionados con la reforma a la salud y la pensional, que han tenido bastantes tropiezos para avanzar en el Congreso.

“Convocaremos al Congreso a Sesiones Extraordinarias para debatir las reformas sociales y la adición presupuestal”, escribió el presidente Gustavo Petro en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, se prevé que, luego de hundirse la reforma laboral que encabezaba la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, el Gobierno nacional cambió de parecer y decidió esperar para encontrar mejoras a los proyectos y que no corran con la misma suerte que esta iniciativa la cual buscaba, según el Gobierno, empoderar a la clase obrera; esto, pese a que la oposición, los empresarios y los comerciantes aseguraban que causaría informalidad y la pérdida de miles de empleos.

Ahora, se espera que el Gobierno, representado por su portavoz y ministro Luis Fernando Velasco, se dedique estas semanas a tender puentes de diálogo y, de alguna forma, hacer lobby para que los partidos que se opusieron a la laboral, terminen por secundar la de salud y la pensional. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *