lunes, mayo 20, 2024
Política

Alcalde de Bello fue condenado por celebración de contrato sin requisitos legales

El Tribunal Superior de Medellín condenó al alcalde de Bello (Antioquia) Óscar Andrés Pérez Muñoz como presunto responsable del delito de celebración indebida de contratos. Tras la determinación de la Sala Penal el mandatario compartió un video en el que informó a la ciudadanía que debía dejar su cargo por la determinación judicial de segunda instancia.

En el clip que difundió el alcalde estaba en compañía de sus funcionarios más cercanos y agradeció a su familia y a los bellanitas que lo eligieron para gobernar. Según mencionó Pérez la sentencia en su contra lo obliga a salir del cargo tras hallarlo responsable de irregularidades cometidas en un contrato que se firmó en el 2010 (primer periodo en el que fue elegido como alcalde) por un costo que alcanza los 180 millones para las elecciones del Consejo Municipal de Juventudes.

Por el contrato en mención un fiscal le había imputado cargos a Pérez en el 2018. Por esta razón cuando fue reelegido para su segundo periodo en el 2019 el mandatario portaba un brazalete del (Inpec) Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario a la hora de celebrar el triunfo electoral.

Aunque la Fiscalía le había imputado cargos a Pérez en 2018 por los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación, y de que producto de ello un tribunal le había restringido el derecho a participar en política, el Consejo Nacional Electoral autorizó participar de los comicios del 2019 al denegar una solicitud de revocatoria de su inscripción como candidato, ya que para este momento no había sido condenado a pena privativa de la libertad y por no encontrarse en interdicción para el ejercicio de funciones públicas.

Óscar Andrés Pérez Muñoz alcanzó la victoria a la alcaldía de la mano del partido Centro Democrático con 41.333 votos lo que equivale (28,7%). En relación al contrato del Consejo de Juventudes, Pérez fue absuelto a finales del 2022 en primera instancia. Aunque, en la noche de martes 13 de junio se conoció que en segunda instancia se ordenó revocar la absolución y fue separado de su cargo.
Despedida del alcalde Óscar Andrés Pérez Muñoz de su cargo por la determinación del Tribunal Superior de Medellín. Recuperado de: @Óscar Andrés Pérez Muñoz – facebook

Pérez mencionó: “Hoy, después de seis meses de esa absolución, me llega la notificación por parte del Tribunal Superior de Medellín revocando esa absolución y condenándome por ese contrato”. Además comentó que aunque no compartía la determinación del Tribunal la asumiría. “Desde este mismo momento me alejo del cargo y quedamos a disposición del señor gobernador de Antioquia”.

Quedan menos de 18 meses para que el periodo de Pérez culmine, por lo que cuando se notifique la determinación judicial el gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria debe nombrar un alcalde encargado que será elegido de una terna que envíe el partido Centro Democrático.

Desde la Alcaldía de Bello mencionaron que como entidad institucional no se pronunciará “hasta que se surtan los efectos de la audiencia”. La inestabilidad administrativa en este municipio no es algo nuevo. Con el nombramiento de un nuevo alcalde encargado, el municipio ajustará cinco mandatarios en un periodo de ocho años.

El anterior alcalde elegido, César Suárez Mira, ganador de las elecciones del 2016-2019, salió de su cargo en dos ocasiones porque falsificó su título de bachiller. Suárez fue procesado por los cargos de falsedad ideológica en documento público, uso de documento público falso, falso testimonio y fraude procesal. Durante su accidentada administración, el municipio tuvo a dos alcaldesas encargadas, Gloria Elena Montoya y Viviana María Zapata.

Informe sobre manejo de recursos en la Alcaldía de Medellín

El alcalde Daniel Quintero recibió un informe de la Contraloría de Medellín en el que visibilizaron siete hallazgos sobre la gestión presupuestal y los estados financieros durante la vigencia de 2022. Aunque el ente de control dio cuenta de la legalidad y manejo de las finanzas, emitió una alerta porque 21 proyectos tienen los recursos para ser puestos en marcha y, a raíz de posibles deficiencias en la administración, sus niveles de ejecución son bajos o nulos.

La inversión es un acumulado que suma 71.272 millones de pesos. Sin embargo, se han tomado 35.851 millones de pesos. Es decir, solo el 50 % de la cartera disponible. Donde figuran recursos que fueron comprometidos desde las alcaldías de Sergio Fajardo Valderrama, Alonso Salazar Jaramillo, Aníbal Gaviria Correa, Federico Gutiérrez Zuluaga y el propio Quintero Calle.

Con el plan llamado “fortalecimiento de cadenas productivas y de valor de los productos rurales” tiene dinero desde el 2014 y fue inyectado reiteradamente hasta 2022, alcanzando nueve mil millones de pesos, pero solo se ha ejecutado el 40%. Para la Contraloría de Medellín, este escenario muestra una “deficiencia en la gestión presupuestal de proyectos con apropiaciones con ejecución deficiente durante la vigencia evaluada”, con la claridad de que no es un fenómeno generalizado. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *