viernes, junio 21, 2024
General

No fue robada parte de la bicicleta del monumento de Carlos Vives

La mañana de este lunes, la comunidad vallenata quedó sorprendida al ver que parte de la llanta trasera de la bicicleta, que forma parte de la escultura de Carlos Vives, ubicada en el Parque La Provincia, no estaba en su lugar, lo que en primera instancia lo interpretaron como falta de cultura ciudadana, ya que varias de las esculturas de los exponentes vallenatos han sido deterioradas de manera frecuente.

Pero de inmediato, miembros de la administración del parque y la Policía Nacional, aclararon que no se trató de un daño intencional, sino que la pieza fue extraída para su reparación, antes que fuera totalmente destrozada.

La Policía Nacional, a través de un comunicado, aclaró que vendedores de la zona informaron a uniformados de turno del CAI, sobre el desprendimiento de una parte de la llanta del monumento por el uso y deterioro excesivo por parte de las personas.

Luego de la alerta, el policía avisó a los administradores del parque, quienes se encargaron de asegurar el elemento dañado.

Las autoridades invitan a la ciudadanía, para que en caso de cualquier situación delictiva, brinden información a la línea 123 de la Policía Nacional.

Diego López, presidente del Parque Los Juglares y amigo del Parque La Provincia, en un mensaje dirigió a la ciudadanía, reiteró que los funcionarios y guías turísticos entregaron parte de la llanta y la parilla de la bicicleta del monumento de Carlos Vives, a los funcionarios de la policía y desde ayer fue llevada a reparación.

“Esto se hace con la obligación de tener informado a la ciudadanía, para que sepan que la Capital Mundial del Vallenato cuenta con personas idóneas que tienen sentido de pertenencia con las manifestaciones del folclor vallenato”, aseguró.

En el parque La Provincia están ubicadas las esculturas de artistas vallenatos como Iván Villazón, Jorge Oñate, Kaleth Morales y Carlos Vives, lo que convierte el lugar en un atractivo turístico a diario es visitado por propios y visitantes.

Sin embargo, en los últimos tiempos, la falta de cultura ciudadana ha conllevado al deterioro de las piezas, incluso algunas han tenido que ser retiradas para su reparación.

En el caso de la escultura de Jorge Oñate, le arrancaron parte del gramófono en una de sus manos.

Estos hechos fueron rechazados por la Alcaldía de Valledupar, quien hizo un llamado a la ciudadanía para cuidar los bienes públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *