viernes, junio 14, 2024
Internacional

Polonia prohibirá la entrada en su territorio de transportes rusos y bielorrusos

El Gobierno polaco prohibirá la entrada, desde la medianoche de este jueves y hasta nuevo aviso, de vehículos y remolques de transporte de mercancías con matrícula rusa o bielorrusa.

Esta medida se une a la inclusión el pasado lunes de 20 empresas y 381 personas, 16 de ellas empresarios, en la lista de sancionados por Varsovia debido a su relación con el Gobierno del presidente bielorruso, Aleksander Lukashenko, o por mantener relaciones comerciales con Bielorrusia.

En la orden decretada por Polonia se menciona expresamente a los remolques como objeto de esta prohibición, para evitar la entrada de camiones con matrícula polaca que transporten tráilers matriculados en Rusia o Bielorrusia, algo que se convirtió en práctica frecuente para sortear el bloqueo.

El pasado viernes, el ministro polaco de Interior, Mariusz Kaminski, anunció que su Gobierno tomaría represalias contra Minsk, tras saberse que el líder de la oposición democrática bielorrusa, Andrzej Poczobut, deberá cumplir una condena de ocho años de cárcel por sus actividades políticas.

Poczobut, un periodista e historiador de origen polaco, permanece encarcelado desde marzo de 2021, cuando un tribunal de la ciudad bielorrusa de Grodno (oeste) lo consideró culpable de “incitación al odio”, llevar a cabo “actividades terroristas y rehabilitar el nazismo” y de “conspirar contra el Gobierno”.

El activista, que se negó a pedir clemencia, vio rechazado su recurso en una vista a puerta cerrada el pasado viernes y presidida por el juez Igor Lubavitsky, condecorado por Lukashenko por sus severas sentencias contra disidentes.

Según la prensa polaca, los familiares de Poczobut han podido constatar su gran deterioro físico y han denunciado el hecho de que esté recluido en un centro de máxima seguridad, aislado, casi sin contacto con su abogado y con un limitado régimen de visitas.

El Gobierno polaco ha reclamado a Minsk la liberación de Poczobut y de todos los disidentes políticos que permanecen detenidos en Bielorrusia, especialmente los pertenecientes a la minoría polaca, de unas 200.000 personas, que viven en ese país.

Polonia y Bielorrusia mantienen tensas relaciones que atraviesan un momento crítico desde que, a finales de 2021, Varsovia acusó a Minsk de provocar una crisis migratoria fronteriza que el Gobierno polaco calificó de “guerra híbrida” con el objetivo de desestabilizar a Polonia y a la Unión Europea.

(Con información de EFE)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *