jueves, mayo 30, 2024
General

Sin seguridad alimentaria es imposible evitar la desnutrición infantil en indígenas

La atención en salud en las comunidades indígenas de los departamentos del Cesar, Guajira y Magdalena, si bien es una responsabilidad directa de entidad prestadora de servicios Dusakawi Epsi, requiere de la ayuda del Gobierno Nacional y entes territoriales para garantizar la seguridad alimentaria de los pueblos étnicos, donde la desnutrición en menores de 5 años, es un problema de salud que se desprende de los determinantes sociales en cada territorio.

Así lo dio a conocer Pedro Vásquez Clavijo, gerente de Dusakawi Epsi, durante la rendición de cuentas vigencia 2022, en la que ofreció un balance de las inversiones realizadas y la cobertura en salud de los pueblos indígenas kankuamo, kogui, wiwa, arhuaco y Yukpa en esta región.

Dependiendo de los departamentos, se tienen diferentes problemáticas en salud. Todos los pueblos indígenas tienen los mismos determinantes sociales, pero al final hay uno en común que es la seguridad alimentaria, cuya carestía impacta de manera considerable en el tema de la mortalidad en menos de 5 años por causas asociadas a la desnutrición.

Por ello, a través de la EPS se está ampliando la inversión con la implementación de los programas de demanda inducida, para llegar y captar las necesidades en salud de cada uno de los territorios.

“En el Cesar existe una problemática compleja, ya que a excepción del pueblo kankuamo; los arhuaco, wiwa, Kogui y Yukpa carecen de seguridad alimentaria, cuyos determinantes sociales son ajenos a las actividades de Dusakawi Epsi, desde el punto de vista de la salud”, dijo Vásquez Clavijo.

Agregó que ante ese panorama, desafortunadamente se materializa el riesgo en la muerte de los niños, ya que no hay una garantía por parte del Gobierno nacional sobre la soberanía alimentaria, pero sí castiga a las EPS cuando hay un deceso en un menos de 0-5 años por esta situación.

Sin embargo, el trabajo no cesa y a través de la interculturalidad, de programas de actividades diferenciales dentro de los territorios, se busca mitigar la problemática, cuya solución final está en manos del Gobierno nacional y los entes territoriales.

“Estamos llevando la salud directamente a los beneficiarios, contratando alrededor de 70 agentes educativos para que lleguen a los territorios. Dusakawi Epsi registra una cobertura de 95% en todo el casco rural y 100% en la zona urbana”, reiteró.

AMPLIACIÓN EN COBERTURA

Resaltó el directivo de la entidad, que en el 2022 se hicieron las inversiones que establece la norma, 92% de los recursos estuvieron destinados a las actividades y acciones encaminadas a garantizar salud en los pueblos indígenas.

El 60% se invirtió en el primer nivel con acciones dentro de los territorios, ya que la mayoría de los usuarios, que representa un 86%, se encuentran en zonas rurales del Cesar, Guajira y Magdalena. Se ha ampliado la cobertura en cuanto a la prestación de servicio, se hicieron inversiones considerables en los procesos de demanda inducida tratando de llegar a cada una de las casas y las personas.

SEIS MESES MÁS DE INTERVENCIÓN

Sobre el proceso de vigilancia especial que adelanta la Supersalud, este fue prorrogado por seis meses, para que Dusakawi Epsi pueda operar en condiciones óptimas dentro del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

El gerente Vásquez Clavijo, aclaró que una intervención no es sinónimo de liquidación, por ello se ha avanzado en el reporte de información. “Dusakawi Epsi no tiene problemas financieros, tuvo problemas administrativos en el manejo de la información”, dijo.

En los próximo seis meses se busca mejorar los indicadores que llevaron a esta medida, por lo que ya se tienen el plan de acción que fue articulado con la Supersalud. En este tiempo se aspira superar el 90% de las deficiencias y subsanar los hallazgos, en los cuales hay 17 órdenes que ya han sido subsanadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *