24 de julio , 2024
Variedades

Rafael Correa reacciona al decreto presidencial de muerte cruzada

Minutos después de que el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, decretó la «muerte cruzada», y con ello disolvió el Parlamento y convocó a elecciones legislativas y presidenciales, el exmandatario Rafael Correa criticó la decisión del Ejecutivo.

En un trino, el expresidente ecuatoriano catalogó la decisión de «ilegal» y afirmó que es «obvio que no existe ningún estado de conmoción interna», sino que se realiza un «juicio político en aplicación de la Constitución».

«En todo caso, es la gran oportunidad para mandar a la casa a Lasso, su Gobierno y sus legisladores de alquiler», agregó.

Según el artículo 129 de la Carta Fundamental, la Asamblea Nacional puede proceder al enjuiciamiento político del presidente o vicepresidente por delitos contra la seguridad del Estado; concusión, cohecho, peculado o enriquecimiento ilícito o genocidio, tortura, desaparición forzada de personas, secuestro u homicidio por razones políticas o de conciencia.
«Muerte cruzada»

Este miércoles, el presidente ecuatoriano decretó la «muerte cruzada», contemplada en el artículo 148 de la Carta Magna, que le concede al mandatario la facultad de disolver la Asamblea Nacional. Lasso argumentó que esta medida la tomó porque existe una «grave crisis política y conmoción interna».

En su discurso agregó que «no es posible avanzar» con «una Asamblea que tiene como proyecto político la desestabilización del Gobierno, de la democracia y del Estado».

En su opinión, el juicio político en su contra, por presunto delito de peculado (malversación de fondos públicos), es una estrategia de sus opositores para «tomarse la presidencia de la República» y no para luchar contra la corrupción.
¿Qué dice la Carta Magna?

Según la Constitución, el presidente puede disolver la Asamblea Nacional cuando, en su criterio, el Parlamento «se hubiera arrogado funciones que no le competan constitucionalmente, previo dictamen favorable de la Corte Constitucional».

Del mismo modo, está contemplada esta medida, si la Asamblea, «de forma reiterada e injustificada obstruye la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo» o si existe una «grave crisis política y conmoción interna».

Lasso informó que solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) «la convocatoria inmediata a elecciones legislativas y presidenciales para el resto de los respectivos períodos». La institución tiene un plazo de siete días para hacer el anuncio. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *