miércoles, abril 24, 2024
Actualidad

El gobierno de Petro tiene un pacto con Mancuso: Andrés Pastrana

Andrés Pastrana Arango, presidente de Colombia entre 1998-2002, sostiene que detrás de las declaraciones de Salvatore Mancuso ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) hay un interés político. Según el exmandatario, personajes cercanos a Gustavo Petro antes de llegar al Gobierno visitaron al exparamilitar en la cárcel de Estados Unidos.

“Me puse a revisar los archivos del Tuso Sierra, cuando estaba en la cárcel de Virginia y fíjese lo curioso: ¿Quiénes fueron a hablar con Mancuso a esta cárcel? El hoy ministro de la Defensa, Iván Velásquez, y el hoy comisionado de paz, Danilo Rueda, adicionalmente Iván Cepeda y Piedad Córdoba. Entonces yo sí creo que el país tiene que conocer cuál fue ese pacto de Iván Velásquez y Danilo Rueda con Mancuso en la cárcel de Virginia”, sostuvo el expresidente conservador a Caracol Radio.

Mancuso, quien fue comandante del Bloque Norte de las AUC, tuvo cuatro días para responder preguntas de los magistrados de la JEP con el fin de aportar información nueva sobre los vínculos paramilitares con el Estado. Entre sus afirmaciones sostuvo que el grupo paramilitar había apoyado las campañas presidenciales de Pastrana Arango y de Álvaro Uribe.

“Es increíble hoy pensar que el señor ministro de la Defensa ha llamado a calificar servicios a más de 55 generales del Ejército, de la Policía, de la Fuerza Aérea, almirantes y él se ha reunido con Mancuso y pactó, que es lo que queremos saber, qué fue lo que pactó con Mancuso. El ministro tiene que explicar cómo así que él va detrás de unos militares, coroneles y él mismo se reúne con el jefe paramilitar en la cárcel y no sabemos qué pactó”, sostuvo el expresidente.

Pastrana afirmó que Cepeda y Córdoba son el “círculo íntimo” del presidente Petro. “El señor Iván Velásquez qué fue a hacer con el señor Mancuso; el señor Danilo Rueda no ha aceptado que fue a hablar con el señor Mancuso y más grave, el señor Danilo Rueda, hoy comisionado de paz, con el hermano de Petro, Juan Fernando Petro, fueron los que pactaron en la Picota”, afirmó el expresidente.

Las visitas no son nuevas y no es la primera vez que se mencionan. Ocurrieron en 2009 un año después de la extradición de los mayores jefes desmovilizados de las AUC a los Estados Unidos. Cepeda, como miembro de Colombianos por la Vida y junto con el Movimiento Nacional de Víctimas, buscó llegar hasta esas prisiones para exigirles verdad ante Justicia y Paz. Contó con el apoyo de Córdoba, quien logró el aval del Congreso para viajar como comisión accidental, acompañados por Rodrigo Lara.

Esas visitas tomaron relevancia una década después en el proceso Cepeda vs. Uribe porque aseguraban que el senador del Polo Democrático había viajado a ese país a ofrecer beneficios a cambio de testificar en contra del exmandatario y su hermano. Cepeda fue absuelto de las acusaciones y acogido como víctima en el caso.

Mientras tanto ‘El Tuso’ Sierra, otro de los paramilitares que visitó, asegura que sí le ofrecieron dádivas durante el encuentro. Aunque ha sido señalado por otro de los testigos del caso de ejercer presiones para torcer su testimonio en contra de Cepeda.

Los senadores aseguran que esos ingresos a las cárceles fueron también autorizados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. En las solicitudes de ingreso también quedó consignado que Iván Velásquez llegó solo para una reunión con Sierra, que habría sido coordinada, según el exparamilitar, por el abogado Rodrigo Aldana. Para entonces Velásquez era magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, cargo en el que era conocido como el investigador de la parapolítica.

Pastrana reiteró los supuestos ofrecimientos que El Tuso Sierra ha dicho que le ofrecieron, mientras Mancuso ofreció en su momento a la Corte aclarar lo que se había dicho en las reuniones mencionadas. Sin embargo, el expresidente cree que no es una mera coincidencia que la audiencia, solicitada por el excomandante del Bloque Norte y agendada por la JEP, se haya dado a escasos meses de las elecciones regionales de las que asegura que el Pacto Histórico podría perder.

Mancuso tendrá que entregar pruebas durante los próximos 30 días a los magistrados de la JEP sobre lo que dijo en la audiencia. De acuerdo a esos documentos y que se trate de hechos nuevos no conocidos por la justicia, se determinará si podrá ser acogido como compareciente o tendrá que responder por sus crímenes ante Justicia y Paz. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *