sábado, mayo 18, 2024
Política

18 liberales se declararon en rebeldía y estarían dispuestos a apoyar a Petro

La influencia del Gobierno nacional para intentar que se apruebe sus reformas en el Congreso de la República habría causado un fracturamiento dentro del Partido Liberal y que el expresidente César Gaviria perdiera el control del mismo.

En medio de la candente discusión sobre la reforma a la salud, que tiene lugar en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, cuatro liberales pertenecientes a esa corporación votaron a favor de los tres primeros artículos del texto, a pesar de la instrucción del expresidente Gaviria de no respaldar la iniciativa, a la que calificó como “nefasta”.

Esos cuatro votos dejaron de manifiesto el poder e influencia de la jefe de gabinete del Gobierno, Laura Sarabia, que se reunió con los 18 congresistas que se declararon en rebeldía al Partido Liberal y consiguió así la mayoría que podría lograr que la reforma a la salud se apruebe en la Comisión Séptima en su primer debate.

Ante esta situación, el expresidente Gaviria reiteró en un documento publicado el pasado fin de semana que la iniciativa oficialista es “dañina” para el sistema de salud. “La reforma colocaría en alto riesgo financiero al sistema de salud y de corrupción y, al final, perjudicará el derecho fundamental a la salud de todos”, advirtió el director nacional del Partido Liberal.

De todas formas, esta comunicación de Gaviria no pasaría de un llamado de atención a los miembros de la colectividad que dirige, pues según informó el diario El Colombiano, varios congresistas del partido habrían participado en una subcomisión organizada por el mismo Gobierno para organizar el articulado de la reforma.

Una de estas congresistas fue María Eugenia Lopera, quien asumió el papel de interlocutora entre la Presidencia de la República y los liberales que se declararon en rebeldía. Ella le dijo al medio mencionado que el debate avanza sin contratiempos. “Los coordinadores y ponentes junto con el Gobierno han estado abordando las proposiciones desde el momento en que fueron radicadas y hay un bloque de 30 artículos sin proposición listos para ser votados”, dijo.

Otro representante, que no reveló su nombre, le dijo al medio mencionado que definitivamente Gaviria no tiene el control del partido al no poder ordenar cómo votar la reforma a la salud porque no hay una decisión en bancada. “Hoy por hoy Gaviria está de manos cruzadas. Las amenazas que hizo de sanciones no las pudo cumplir porque el Consejo Nacional de Control Ético no tiene cómo sustentar un incumplimiento y si cita a la bancada sin reunir a todos los representantes y senadores, seguro habrá un sabotaje”, dijo.

De esta forma, el Gobierno de Petro cuenta con la mayoría del Partido Liberal en la Cámara de Representantes para aprobar su reforma a la salud. Los 18 liberales rebeldes le pedirían entonces a la colectividad tomar una posición a favor del articulado o que de lo contrario se les dé la libertad de apoyarla.

Solicitaron al Gobierno retirar el texto de la reforma a la salud del Congreso de la República

Un total de 62 asociaciones, federaciones y gremios de pacientes, de usuarios, de trabajadores, de académicos, así como exministros y exviceministros de Salud y de Hacienda, que de manera directa e indirecta integran el sector de la salud, expresaron preocupación frente al contenido de actual proyecto de reforma del Gobierno de Gustavo Petro, así como respecto del trámite que el mismo surte ante la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes.

Por medio de una carta denominada “Propuesta de Pacto Nacional por un mejor Sistema de Salud en Colombia”, hicieron un llamado urgente al Gobierno nacional y al Congreso de la República para considerar varios puntos con las cuales se advierten los riesgos que para los pacientes, usuarios, institucionalidad y sostenibilidad del sistema de salud podrán materializarse, de ser aprobado el texto que hoy se discute. Debido a esto, que el proyecto de ley sea retirado.

De acuerdo con estos, no es claro que la reforma a la salud presentada por el Gobierno nacional contribuya al progreso en el derecho fundamental y más bien pone en riesgo los avances adquiridos en el goce efectivo del derecho, entre ellos, la libertad de escogencia de los ciudadanos del asegurador y prestador y amenaza los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad que establece la Constitución Política. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *