lunes, mayo 20, 2024
Deportes

El penal de la discordia que provocó la furia de Guardiola contra Haaland

Este sábado Manchester City venció 2-1 al Leeds United y dio un nuevo paso en su largo camino para conquistar la Premier League. En lo que podría suponerse como un partido festivo para el conjunto local, que llegó a 8 victorias consecutivas en esta condición y es el único líder del torneo, terminó siendo un sufrimiento para Pep Guardiola.

Es que el técnico español no pudo tolerar lo que ocurrió en el minuto 83, cuando su equipo ganaba 2 a 0 y contó con un penal a favor. El árbitro marcó falta en el área contra Phil Foden y el encargado de ejecutar debía ser Erling Haaland, máximo artillero del equipo. Pero, Ilkay Gundogan, que había anotado en el primer tiempo los dos tantos del encuentro, le pidió al noruego patear para convertir su hat-trick.

Esto generó el enojo de Pep que entendía que Haaland debía ejecutar. Para peor, el alemán estrelló su tiro en el palo y a los pocos minutos Leeds United aprovechó un error en defensa para descontar y poner el marcador 2-1. Si antes el DT estaba molesto, ahora ya estaba furioso.

Las cámaras de televisión mostraron los gestos de Guardiola hacia sus dirigidos, pero sobre todo para Haaland, indicándole que debía haber sido él quien debía patear el penal y no Gundogan. “¡Tu tienes que tomarlo!”, le gritó al ex Borussia Dortmund en repetidas ocasiones mientras lo señalaba con su dedo índice. Poco después, sacó de la cancha al alemán, como evidente castigo por desobedecer sus órdenes y ni siquiera lo saludó cuando éste se dirigió al banco de los suplentes.

*Lo mejor del triunfo de Manchester City

Tras el pitazo final, se pudo ver a un Guardiola fastidiado por la decisión que tomaron sus jugadores y mostró apenas una escueta sonrisa cuando el Sam Allardyce, técnico del Leeds, se acercó para saludarlo y felicitarlo por el partido que dejó al City como único líder del campeonato con 82 puntos, cuatro más que su escolta, Arsenal, cuando ambos tienen cuatro partidos por delante.

Minutos después, habló con la prensa y minimizó el episodio: “Ilkay (Gundogan) es un buen pateador de penales, Erling (Haaland) le cedió el tiro para que pueda convertir su hat-trick, lo entiendo. Yo siempre creo que cuando el partido está 1-0 o 2-0, el principal ejecutante debe ser quien patee”.

Ahora, Manchester City deberá enfocarse en el duelo del martes contra Real Madrid por la ida de las semifinales de la Champions League que se disputará en el Santiago Bernabéu. La revancha será la próxima semana en Inglaterra. Del otro lado de la llave, habrá derby entre Inter y Milan. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *