Comenzó el duelo de los acordeoneros profesionales

Caliente y reñida, así inició la competencia de los acordeoneros profesionales en el 56 Festival de la Leyenda Vallenata, que este año se realiza en homenaje a Luis Enrique Díaz, ‘El Pollo Vallenato’.

La contienda, en la que participan 61 profesionales del acordeón, arrancó con los aires de Paseo y Merengue en el Coliseo de Feria Ganadera Pedro Castro Monsalvo, y hoy continúa la primera ronda con Son y Puya en la plaza Alfonso López de Valledupar.

inscritos hoy se inicia en firme la competencia de Acordeonero Profesional de la versión 56° del Festival de la Leyenda Vallenata. La contienda se llevará a cabo en el Coliseo de Feria Ganadera Pedro Castro Monsalvo, a partir de las 8:00 a.m. Los acordeoneros estarán divididos en cuatro grupos, lo que permitirá una mejor dinámica y fluidez en la presentación de la totalidad de participantes en los aires de paseo y merengue.

Los concursantes de diferentes departamentos del país, de Estados Unidos y México, llenaron de notas musicales el escenario, en el que además se contó con la masiva asistencia de delegaciones de apoyo, turistas y comunidad vallenata que disfrutan de estas fiestas y están expectantes de quién será el Rey Vallenato 2023.

Ayer fue el tercer día de competencias en el Festival de la Leyenda Vallenata, y quizás el más importante dentro de las categorías, ya que en profesionales se presentan los ‘gallos’ del acordeón, quienes al menos han grabado un sencillo para poder formar parte de este grupo de aspirantes, evaluados por veteranos de la música vallenata como Julio Julio Peralta, Noe Martínez Cuello y Raul Maya Pabón.

Son cuatro grupos de acordeoneros, quienes han subido uno a uno a tarima, permitiendo una gran fluidez en las participaciones, que igual dejó unos cuantos descalificados por no llegar a tiempo al lugar de competencia.

TOCÓ CON LOS OJOS DEL ALMA

Juan David Atencia, un joven de 23 años invidente y pupilo del maestro Andrés Él Turco Gil’, fue uno de los del primer grupo que subió a tarima en busca de la corona de Rey Vallenato Profesional. “Toqué con el alma, inspirado en cada una de las enseñanzas recibidas. Los aires de Paseo y Merengue los ejecuté con serenidad y mucha calma. Sueño con llegar a la final y alcanzar esta corona”.

El maestro del acordeón Andrés ‘Turco’ Gil, lo acompañó desde el público, escuchando detenidamente cada melodía ejecutada. Ha sido su gran maestro desde niño, además de formar parte de la agrupación Niños del Vallenato. “Tocó excelente, con precisión y tranquilidad, lo calificó con la máxima puntuación, ha dado una cátedra en el acordeón”, dijo el ‘Turco’ Gil.

ESTADOS UNIDOS PRESENTE

Desde Chicago, Estados Unidos, subió a tarima el acordeonero Richard Daza Flórez, a quien llaman el ‘gringo’. En los aires paseo y merengue, se presentó con las canciones ‘Contestación a Zunilda y Martha Elena’, cuyas piezas fueron entregadas al público con su acordeón blanco, que en su fuelle de color negro, se leía USA, al igual que su camiseta y la de sus acompañantes en la caja y la guacharaca.

“Me sentí seguro y feliz, siendo esta la cuarta vez en el Festival de la Leyenda Vallenata. En el 2019 quedé entre los mejores 15 y este año espero llevarme la corona”, dijo

El joven, quien es de padre colombiano y madre mexicana, manifestó que el folclor vallenato lo lleva en la sangre y aunque fue nacido en el exterior, su pasión por este género, siempre fue inculcado por su padre

Para este festival mantuvo una preparación durante seis meses, y aunque la distancia era un problema recurrente para encontrarse con sus acompañantes, se aferró a las tecnologías para afinar cada nota y entregar la mejor de las presentaciones. “Me siento muy bien preparado y este año puedo llegar al triunfo”, dijo el acordeonero estadounidense, quien a pesar de la fuerte temperatura de Valledupar, en tarima se mostró concentrado y entregado a la presentación.

DE LA DINASTÍA DURÁN

Jader Alfonso Durán, sobrino del primer Rey Vallenato, Alejandro Durán, e hijo de Nafer Durán, Rey Vallenato en 1976, representa esta importante dinastía, responsabilidad que lleva sobre sus hombros y que en su primera presentación se considera un triunfador.

“He venido por la tercera corona por mi dinastía, la competencia tiene un gran nivel, pero eso es importante porque nos exige más preparación. Mi padre me ha dado como consejo que defienda mis notas por eso me presente con dos de sus canciones ‘El estanquillo’ y ‘La Fiera’, creo que es el claro ejemplo de una defensa por mis raíces”.

Dirán ha sido ganador de más de 50 festivales en categorías mayores, y ahora aspiro esta corona, es el sueño de todo acordeonero. “Por eso estoy acá en el nombre de mi familia y mi dinastía; confió en que Dios me dará la sabiduría parala excelente ejecución del instrumento.

Jader Durán, fue compañero de fórmula de Farid Ortiz, y comentó que subir a una tarima del Festival de la Leyenda vallenata es un gran honor, “cuando retiré la escarapela de acreditación como concursante, se me salieron las lágrimas, sentí que tengo un gran compromiso por mi dinastía”, afirmó.

El hijo del cantante Enaldo Barrera, mejor conocido como ‘Diomedito’, también llegó a defender su legado familiar. Se trata de Enaldo Barrera Jr, quien desde Bogotá, además de desafiar el calor vallenato, se mide con los mejores para optar a la corona de Rey Vallenato Profesional.

Es la primera vez que se presenta en esta categoría, y asegura que fue una preparación muy dura durante seis meses junto a sus acompañantes Manuel Alfonso Noboa (caja) y Edilfonso Quevedo (Guacharaca).

VAN POR MÁS

Otro de los aspirantes es José Juan Camilo Guerra Mendoza, acordeonero de Silvestre Dangond, quien es Rey Aficionado 2019 y Rey Juvenil 2017 del Festival de la Leyenda Vallenata, ahora viene por la corona profesional.

Con Silvestre Dangond, toca los temas clásicos, mientras que Rubén Lanao se encarga de los temas comerciales, narró a este medio antes de subir a tarima donde interpretó el merengue ‘Corazón sufrido’ y el paseo ‘La tijera’, ambos de la autoría del maestro Luis Enrique Martínez, El Pollo Vallenato. Se lució junto al cajero Memo Granados y el guacharaquero Reynaldo Ortiz.

“Tocar con Silvestre Dangond me ha llenado de confianza, me siento preparado y listo para coronarme en esta gran contienda. Hoy voy con todas en los aires de Son y Puya, no me rendiré hasta lograr mis metas”, dijo.

Javier Matta, de Santa Marta, de nuevo aspira la corona en el 56 Festival de Leyenda Vallenata. Asegura haber llegado con una alta preparación por el nivel de acordeoneros que están en competencia.

“Durante los últimos años he llegado a semifinales y finales, por ello este año las expectativas son mayores para alcanzar el sueño de ser Rey Vallenato, por cuyo título he venido luchando desde el año 2008”, afirmó.

Augusto ‘Tuto’ López, quien es el actual acordeonero del maestro Iván Villazón, es otro de los participantes en esta categoría, para la cual se preparó con mucha disciplina con el objetivo de alcanzar el título.

El Rey Aficionado 2020 afirmó que en competencia están los mejores, pero la clave está en tocar los aires con precisión y cadencia para alcanzar los objetivos. “Vengo a dejar en alto la dinastía López, el lema es seguir un legado dentro del género vallenato”.

Desde Tenerife-Magdalena, llegó a participar Luis Fernando Fandiño, un impulsor de los niños y jóvenes de su tierra dentro de la música vallenata. Ha participado en el Festival Vallenato en la categoría aficionado alcanzado la clasificación a la semifinal.

Por tercera vez se mide en la categoría profesional y aunque admite haberse retirado por un tiempo de estas competencias, su constante labor de enseñar a niños y jóvenes en el acordeón, le ha permitido afinar las notas y tener mayor precisión en la ejecución de cada aire. “Vengo con todas las ganas para llevarme esa corona al Magdalena.

Carmelo de Los Reyes Hernández, de El Difícil-Magdalena, decidió volver al festival vallenato por ser en homenaje a Luis Enrique Martínez, con quien asegura identificarse, ya que al igual que el maestro es compositor, verseador, cantante y acordeonero. “La última vez que estuve en los festivales fue en 1996, y desde entonces me dediqué a formar acordeonistas, entre ellos Javier Matta. Nunca he soltado el acordeón, vivo de la música y hasta el último día de mi vida seguirá tocando. Vengo de dos escuelas del acordeón, la de Luis Enrique Martínez y Pacho Rada”, aseguró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *