domingo, mayo 26, 2024
Actualidad

María José Pizarro pidió a la Fiscalía y a la JEP que dejen declarar a Don Berna

Luego de que se conociera el grave estado de salud en el que se encuentra Diego Fernando Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, información entregada por Mónica Murillo, su hija, la senadora María José Pizarro se pronunció sobre el caso solicitando a las autoridades para que acompañen el proceso y se pueda escuchar el testimonio del excomandante.

Así lo hizo desde su cuenta de Twitter donde, citando la noticia de las condiciones de salud que atraviesa ‘Don Berna’, agregó que desea escuchar su pronunciamiento y además, conocer información que permita dar claridad al caso de su padre, Carlos Pizarro Leongómez, máximo comandante del grupo guerrillero M19.

En su trino, mencionó: “Hay quienes queremos escuchar la verdad que quiere contar “Don Berna”, y si sabe algo sobre el asesinato de mi padre, 33 años en la impunidad”. Luego añadió: “Solicito a @FiscaliaCol a @JEP_Colombia y a mis abogados en la @Coljuristas que me acompañen en ese propósito”.

A su publicación le siguió una serie de comentarios de usuarios que apoyaban a la senadora y también hacían un llamado a las autoridades y a la justicia para acelerar el proceso que está en curso desde hace más de 40 años.

Sin embargo, la solicitud para escuchar el testimonio de Murillo Bejarano responden a que, según informó su hija, no cuenta con las condiciones tecnológicas necesarias para continuar con sus compromisos de Justicia y Paz. En otras palabras, no tiene las herramientas para entregar las declaraciones por los casos a los que está vinculado.

De hecho, también explicó que: “Nunca se ha negado a decir la verdad, solo que ahora, en esta prisión, no hay condiciones tecnológicas para que él siga con lo de Justicia y Paz diciendo la verdad, reparando a las víctimas. Ha sido muy complicado y piensan que él no quiere o se niega, pero no es así”.

La mención de Mónica Murillo tuvo lugar en la Comisión Segunda del Senado, la cual se enfocó en conversaciones relacionadas con la garantía de los derechos de los ciudadanos que se encuentran detenidos en el exterior.

Sobre el estado actual de alias “Don Berna”

El estado de salud del excomandante del bloque Nutibara de las AUC, quien inició su proceso de desmovilización en el año 2003 y en el 2009 fue trasladado a una cárcel en Estados Unidos, lleva una cadena de 31 años por narcotráfico, donde también está vinculado a otros delitos que incluyen la muerte de Carlos Pizarro.

Murillo Bejarano se encuentra en la cárcel Terre Haute, la cual se encuentra ubicada en Indiana, Estados Unidos. Ahora que la vida ha corrido, el excomandante supera los 62 años y además, de su condena, también lleva a cuestas varios problemas de salud.

Según explicó la familiar de “Don Berna”, se está quedando solo de uno de sus oídos, de manera que una conversación con él se convierte en un proceso complejo, aunque siempre resalta que tiene vivo su compromiso con Justicia y Paz para continuar con el proceso que permitiría continuar con la judicialización de exparamilitares por los delitos.

A esto se suma que “… en este momento se encuentra en silla de ruedas, las condiciones de visita son demasiado difíciles” y agregó que para ella, llegar hasta el lugar donde se encuentra su padre, supone un camino de 8 horas donde: “Las condiciones de clima son extremas, el frío es insoportable”.

El caso de alias “Don Berna”

Aunque poco se conoce de su infancia, Diego Fernando Murillo Bejarano, oriundo del Valle del Cauca, ingresaría en la adolescencia a un grupo de disidentes del Epl del Norte del Valle. Allí, escalaría hasta formar parte de las Autodefensas Unidas de Colombia, ganándose además el aprecio de Fernando Galeano, uno de los cabecillas más buscados del cartel de Medellín y donde se convirtió en su mano derecha.

En pleno auge del cartel, Pablo Escobar habría dado la orden de cegar la vida de quienes eran sus socios, incluidos Fernando Galeano. Sin embargo, “Don Berna”, aunque logró escapar de la masacre, tuvo que enfrentar a Escobar para entregar dinero, caletas y propiedades de sus jefes.

La negativa de Murillo Bejarano ante la solicitud de entrega de las propiedades de Pablo Escobar marcaría un hecho relevante, pues lo convertiría no solo en enemigo de Escobar tras poner resistencia, sino además en su sucesor, pues sería el siguiente en ocupar su lugar tras su muerte. De esta manera y tras la formación de alianzas, fortalecería sus vínculos con el narcotráfico y el manejo de bandas organizadas al margen de la ley. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *