20 de julio , 2024
Destacado

Piden 50 años de cárcel para John Poulos por feminicidio de Valentina Trespalacios

El jueves 13 de abril se llevó una nueva audiencia dentro del proceso penal al ciudadano estadounidense John Poulos, quien es señalado de perpetrar el feminicidio de la dj colombiana Valentina Trespalacios, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en un contenedor de basura en la localidad de Fontibón, en el occidente de Bogotá.

Durante la diligencia judicial se reveló el escrito de acusación en contra del norteamericano donde además de que la Fiscalía General de la Nación solicita 50 años de cárcel para el presunto feminicida, también se entrega más detalles sobre el crimen en el que perdió la vida la joven artista, y con el que se cuentan con más de 30 elementos probatorios con los que se evidenciaría la responsabilidad de Poulos.

“Procedió a golpear, de manera violenta, con sus propios puños, la corporalidad de la señorita Valentina Trespalacios, luego ejerció presión con sus manos alrededor de su cuello, hasta causarle la muerte”, citaron del documento judicial en el informativo de televisión Noticias Caracol.

También dentro de la investigación del ente acusador se estableció que el estadounidense trataba de controlar desmedidamente a la mujer, como si fuera un objeto de su propiedad e incluso pagó para que le hicieran seguimientos.

“El señor John Nelson Poulos inspeccionaba y vigilaba las redes sociales a Valentina Trespalacios Hidalgo con la finalidad de conocer quiénes eran sus seguidores y amigos. Luego, le hacía reclamos por su comportamiento o el de sus amistades hacia ella, incluso como resultado de sus permanentes celos, de las dudas por su fidelidad, le hizo saber que había contratado un investigador privado para que la siguiera”, refirieron del escrito en ese medio de comunicación.

Entre tanto en el periódico El Tiempo señalaron que entre el material probatorio que se listó en el escrito cuentan con videos de cámaras de seguridad, relatos de ocho testigos, 11 peritos forenses y de 10 investigadores con los que se demostraría que el norteamericano sería culpable de los delitos de feminicidio agravado y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

“Luego de quitarle la vida a la señorita Valentina Trespalacios Hidalgo, procedió a doblar su cuerpo, aprovechando la flacidez del mismo y lo empacó en una maleta de viaje de azul, de propiedad suya, dejó la cabeza de la víctima por fuera, se la tapó con una manta o toalla”, citaron del escrito.

También se ratifica que el estadounidense trasladó en un vehículo el cadáver de la dj hasta Fontibón para abandonarlo en un basurero.

“La subió en un carro de mercado, la introdujo en el baúl del vehículo de placas INL 991, de color gris, el cual había alquilado con anterioridad y procedió a dirigirse hasta la carrera 109 con calle 23G, vía pública del barrio los Cámbulos de la localidad de Fontibón. Allí, en un contenedor de basuras y escombros la arrojó”, destacaron del documento judicial.

En su momento, cuando se dio su captura, el estadounidense dijo en su defensa que el asesinato de la joven artista lo perpetró supuestamente el Cártel de Medellín, organización criminal extinta desde mediados de la década de 1990 tras ser abatido su máximo jefe, Pablo Escobar.

Según Poulos, la noche anterior de la muerte de Trespalacios, la DJ empezó a borrar algunos de los mensajes, razón por la que terminaron peleando. En ese celular estarían las pruebas que implicarían a la mafia en el crimen, teniendo en cuenta que —según El Tiempo— el estadounidense ganaba aproximadamente 500 millones de pesos anuales, por lo que habría un interés económico que lo pondría en peligro.

Poulos alcanzó a llegar a Panamá tras, presuntamente, ejecutar el crimen de la dj y desde donde pretendía viajar hasta la República de Montenegro. Sin embargo, luego de que apareciera el cuerpo sin vida de la mujer, las autoridades colombianas lograron que se le emitiera una circular de Interpol por lo que sus pares en Centroamérica legalmente lograron detenerlo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *