jueves, mayo 30, 2024
Judicial

“Estamos solos, no hay garantías para seguir luchando”: Líderes del Cesar

“Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:45).

Este versículo de la Biblia, siempre fue el norte del recordado líder comunitario Alfonso Hernando Medina, asesinado en Valledupar la noche del pasado lunes. Su don de servir a los demás, lo mantuvo por más 20 años al frente del liderazgo comunitario en su barrio Villa Jaidith, a donde llegó desde Bogotá para radicarse y ser adoptado por la tierra vallenata que lo bautizó como ‘Poncho’, un reconocido luchador que se mantuvo en pie de lucha hasta el día de su muerte.

Pero lamentablemente, lo sucedido a este líder social es ahora el reflejo para muchos que siguen en la batalla por el bienestar comunal en esta capital. Hoy los invade la tristeza, pero también el miedo al sentirse solos en una lucha que temer perder por siempre.

“Estamos solos, no hay garantías de protección para seguir ejerciendo nuestra labor, porque somos perseguidos por quienes no están de acuerdo con las luchas vecinales. Es hora de que las autoridades volteen la mirada hacia nosotros, necesitamos protección”, es el clamor de Armando Rincones, Presidente de la Asocomuna tres, quien lamentó el asesinato de su compañero y aseguró que es una pérdida irreparable para su familia y la comunidad.

También exigió a las autoridades que el crimen no quede impune y que busquen a los responsables hasta en el último rincón en honor a ese gran líder.

“Nadie nos protege, los líderes comunales somos útiles solo en campaña política. Si alzamos la voz en favor de nuestras comunidades nos asesinan. Hoy fue Alfonso Medina, mañana puede ser cualquiera de nosotros” dijo el Edil de la comuna cinco de Valledupar, César Ahumada.

Por su parte, Armando Varela, presidente de la Asocomuna Uno en esta capital, manifestó que en varias oportunidades atendió a Medina como parte de la Secretaría Ejecutiva de DD HH de la Federación de Juntas de Acción Comunal, ante las amenazas que venía recibiendo por algunas denuncias formuladas.

“Los comunales estamos consternados, es una situación difícil y alarmante la que estamos viviendo los líderes sociales en el Cesar y el país. ‘Poncho’ deja una gran enseñanza, fue un líder innato que luchó hasta el último día de su vida”, aseguró.

Mayerli Camelo, presidente de la JAC del barrio Chiriquí, quien fue compañera de lucha de Alfonso Medina en las denuncias por la invasión del área de cesión entre el parque de Villa Jaidith y Chiriquí, también ha sido objeto de amenazas, sin embargo, aseguró no tener miedo y solicitó a las autoridades ver con seriedad la labor de los comunales, un ejército de personas que van y vienen sin ningún tipo de garantías de vida.

“No tengo palabras para expresar el dolor tan grande que nos deja la muerte de este líder, quien trabajó duro por las familias vulnerables de su comunidad. Nosotros veníamos luchando juntos por la recuperación del área de cesión por los intereses colectivos y no personales. Yo también estoy amenazada, pero no tengo miedo para seguir adelante en la lucha.

Recordó que en diciembre del año anterior “volvimos a presionar con derechos de petición al municipio y Fiscalía, para que adoptaran medidas pertinentes frente al posible robo de áreas de cesión. Recibimos amenazas y solicitamos apoyo a la Unidad Nacional de Protección (UNP), pero no hubo respuesta sobre los esquemas de seguridad”.

EL BAÑO DE SANGRE NO CESA

Seferino Mosquera, presidente de la Confederación Comunal de Colombia, lamentó el doloroso momento por el que está pasando la comunidad de Valledupar, por la pérdida de un gran luchador.

“Nosotros hemos hecho todo ante el Gobierno nacional y las autoridades locales, pero el baño de sangre no cesa y no hay respeto por la vida de los líderes que luchan por un bien colectivo. Nos están matando, cada día caen más comunales ante la indolencia de las autoridades”, afirmó.

Aseguró que han apostado a la paz total y ahora son víctimas de la violencia. “Nada nos garantiza seguir luchando en nuestras comunidades, necesitamos acciones efectivas del Gobierno, nos están matando”, aseguró.

De acuerdo al Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, en el departamento del Cesar este año han sido asesinados tres líderes sociales. El primer caso se presentó en el municipio de Pailitas, el pasado 10 de marzo, siendo la víctima el líder comunal Yeisson Jacome. Luego el 23 del mismo mes, fue ultimado el líder indígena Albert Camilo Mendoza Corzo.

En el país este año han sido asesinados 44 líderes sociales y firmantes del Acuerdo de Paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *