20 de julio , 2024
Actualidad

Se cae el proyecto de importar gas de Venezuela a Colombia

El proceso para la importación de gas de Venezuela hacia Colombia habría iniciado en noviembre de 2022 cuando el vecino país autorizó a la empresa Prodata Energy, con sede en Caracas, realizar envíos a través de un gasoducto inactivo de 224 kilómetros, que se extiende desde los yacimientos de gas de la región occidental de Venezuela, hacia el nororiente de Colombia.

Sin embargo, el sábado 25 de marzo se conoció que este proceso se frenó. Esto porque la firma colombiana Energy Plus S.A.S., socia de Prodata Energy en la importación de gas, emitiera un comunicado donde los accionistas decidieron no seguir con el proceso.

La razón para cancelar el proceso de una posible importación de gas fue el anuncio del fiscal general de Venezuela de imputar a Bernardo Arosio en las investigaciones que se adelantan en dicho país por casos de corrupción.

“Teniendo en cuenta que el señor Arosio es accionista de la sociedad Prodata Energy C.A., los accionistas de la empresa Integral Energy Plus S.A.S. se reunieron en la mañana de hoy en asamblea extraordinaria de accionistas y acordaron disolver y liquidar de forma inmediata la sociedad”, se lee en el comunicado de la empresa colombiana.

Y a renglón seguido puntualizaron:

“Si bien es cierto Bernardo Arosio no tiene ninguna participación en Integral Energy Plus S.A.S., su calidad de socio en Prodata Energy C.A., de la cual es accionista uno de los accionistas de Integral Energy Plus S.A.S. hace inviable seguir adelante con el proyecto que se venía adelantando para la importación de gas de Venezuela a Colombia”.

El caso por el que está siendo investigado Bernardo Arosio sería por las irregularidades en el manejo de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdsva). Información preliminar indicaría sobre un entramado en la compra de crudo. Desde Venezuela han informado que los señalados “realizaban operaciones petroleras paralelas a las de Pdvsa a través del envío de buques sin cumplir con ninguna normativa; así mismo, habrían realizado lavado de activos con criptomonedas y compras de bienes de lujo”.

En el comunicado a la opinión pública, Energy Plus S.A.S. aclaró que, a la fecha, “no se había adelantado ningún contrato de venta de gas ni se había ejecutado el mencionado proyecto, toda vez que el mismo estaba sujeto al visto bueno de la Office of Sanctions Coordination del US. Department of State del gobierno de los Estados Unidos, conforme a la solicitud que se presentó en noviembre de 2022″.

Hay que señalar que una vez se conociera de la autorización a la empresa venezolana para la exportación del hidrocarburo, a través del gasoducto, hacia Colombia, el embajador Armando Benedetti sostuvo que no sería inmediato, y “que el presidente negó esa posibilidad y que por el momento sería una iniciativa privada.”

Sobre el acuerdo comercial para importar gas de manera estatal, el embajador en Caracas sostuvo, en una entrevista con El Tiempo, que por lo pronto no es una posibilidad, debido a que: “Petro dijo que no iba a importar gas y lo dijo de forma tajante”.
Te puede interesar: Alcalde Pumarejo aseguró que uno de los responsables de la masacre en Barranquilla está en Venezuela y le echó vainazo al Gobierno: “Nadie pide su extradición”

El acuerdo entre Prodata Energy y Energy Plus S.A.S, se habría firmado en julio de 2022, en el mismo, habría quedado establecido que la empresa venezolana entregaría 25 millones de pies cúbicos de gas, por día, a través del distribuidor colombiano.

El gasoducto, que tiene capacidad para transportar 450 millones de pies cúbicos está inactivo desde 2015. Se extiende desde Riohacha, en el departamento de La Guajira, hasta Bajo Grande, en el estado Zulia, en el extremo occidental de Venezuela. Pdvsa pagó 335 millones de dólares por su construcción. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *