lunes, abril 22, 2024
Variedades

Ecuador expulsa a embajador de Argentina tras fuga de exministra hacia Venezuela

El gobierno de Ecuador anunció este martes la expulsión del embajador de Argentina en Quito, Gabriel Fuks, y llamó a consultas a su embajador en Buenos Aires, Xavier Monge, tras la fuga de la exministra María de los Ángeles Duarte hacia Venezuela.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Juan Carlos Holguín, en una rueda de prensa, argumentó una pérdida de confianza en Fuks, en cuya residencia estaba refugiada Duarte desde hacía más de dos años y medio para evitar ir a prisión por una condena por corrupción.

La partida hacia Caracas de Duarte, que fue ministra del gobierno del izquierdista Rafael Correa (2007-2017), se dio después de que el gobierno del presidente argentino Alberto Fernández le concediese en diciembre el asilo solicitado pero el de Ecuador, presidido por Guillermo Lasso, le negara el salvoconducto para viajar a ese país sin ser detenida.

La Cancillería ecuatoriana también llamó este martes a consultas a su embajador en Buenos Aires, Xavier Monge, debido a «inconsistencias» en las explicaciones sobre cómo se fugó hacia Venezuela la exministra Duarte.

En reciprocidad, Argentina dispuso también el retiro de Monge de la embajada ecuatoriana en Buenos Aires.

El Gobierno argentino indicó que la exministra de Obras Públicas de Ecuador María de los Ángeles Duarte Pesantes «se presentó» en la Embajada de Argentina en Caracas, tras abandonar su sede diplomática en Quito.

«La señora Duarte Pesantes informó que actualmente se encuentra en Caracas -sin brindar explicaciones sobre el modo en el que lo hizo, ni si se encuentra junto a su hijo- y realizó averiguaciones sobre la documentación que nuestro país le pudiera extender. Asimismo, manifestó no tener intenciones de viajar a la Argentina en el corto plazo», señaló la Cancillería argentina en un comunicado.

En un mensaje publicado en su perfil de Twitter, Duarte agradeció al país suramericano por haberla «cobijado ante la persecución de los Gobiernos de Lenín Moreno y Guillermo Lasso».

«Decidí dejar la embajada porque, al negarme el salvoconducto que me correspondía comoasilada política, de acuerdo a la convención de Caracas de 1954, e impedir mi salida segura (salvoconducto), el Gobierno ecuatoriano me convirtió en su rehén política», escribió la exministra, agregando que tuvo que salir «bajo riesgo».

(Información DW).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *