Presupuesto militar récord de 842 mil millones de dólares propondrá Biden al Congreso

La Administración del presidente de EE.UU., Joe Biden, presentó este jueves un proyecto de presupuesto militar que asciende a 842.000 millones de dólares para el año fiscal 2024, una cifra récord en materia de defensa en la historia del país. El monto presupuestado de este año supera al anterior en 26.000 millones de dólares, mientras que al de 2022 en casi 100.000 millones de dólares, según comunicó secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

El presupuesto incluirá una inversión de 9.100 millones de dólares en la Iniciativa de Disuasión en el Pacífico del Pentágono, cuyo objetivo es hacer frente a la influencia de China en el Indo-Pacífico y reforzar el papel de EE.UU. en la región. Además, la Administración Biden calificó a China como «el único competidor de EE.UU. con intención de remodelar el orden internacional y con el poder económico, diplomático, militar y tecnológico, cada vez más creciente, para hacerlo».

Al mismo tiempo, EE.UU. intenta modernizar su arsenal nuclear, para lo que se proponen 37.700 millones de dólares. El presupuesto también contempla incluir gastos en construcción naval e inversiones en «tecnologías clave» y programas de ciberseguridad.

La propuesta señala que EE.UU. seguirá apoyando a Ucrania, los socios europeos y los aliados, de manera que reserva más de 6.000 millones de dólares para este propósito.

Lloyd Austin declaró que este presupuesto se basa en las prioridades descritas en la Estrategia de Defensa Nacional de EE.UU. de 2022. «La solicitud presupuestaria del presidente proporciona los recursos necesarios para abordar el desafío del ritmo de la República Popular China, abordar amenazas avanzadas y persistentes, acelerar la innovación y la modernización, y garantizar la resiliencia operativa en medio de nuestro clima cambiante», se dice en el comunicado.

La publicación del proyecto de presupuesto por parte de la Casa Blanca será seguida por el debate en el Congreso estadounidense, que durará varios meses antes de que se apruebe la estimación definitiva para el próximo año fiscal, que comienza el 1 de octubre. Es posible que el plan se reescriba varias veces en los próximos meses, ya que para convertirse en ley necesita tanto el apoyo del Senado, controlado por los demócratas, como de la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos. (Información RT).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *