lunes, mayo 20, 2024
Variedades

Armas modernas ingresan de contrabando a Haití desde EE.UU.

Un informe de la Oficina contra la Droga y el Delito de la ONU (UNODC) reveló que se están traficando armas cada vez más sofisticadas hacia Haití, principalmente desde EE.UU., aumentando la violencia de las pandillas «en medio de una situación de seguridad sin precedentes y en rápido deterioro».

Según el documento publicado el viernes, «gran parte de las armas, municiones, piezas y componentes se introducen en el país a través de redes de la diáspora [haitiana] y de intermediarios, ya sea en contenedores de transporte, en envíos aéreos, ocultas en camiones y coches o transportadas por particulares».

La mayoría de armas de fuego y municiones son introducidas ilegalmente a Haití por vía terrestre desde República Dominicana, por aire y más frecuentemente por vía marítima, siendo la principal fuente EE.UU., particularmente Florida.

«Las pistolas populares que se venden por 400 a 500 dólares en puntos de venta de armas de fuego con licencia federal o ferias privadas de armas en EE.UU. pueden revenderse por hasta 10.000 dólares en Haití», señala el informe. «Los rifles de mayor potencia, como AK47, AR15 y Galil, suelen tener una mayor demanda de las pandillas, lo que genera precios correspondientemente más altos», detalla.

«Las armas se adquieren con frecuencia a través de testaferros en estados de EE.UU. con leyes de armas más flexibles y menos restricciones de compra». Por su parte, la unidad de investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense informó «un aumento en el tráfico de armas de fuego de Florida a Haití entre 2021 y 2022».
La peor emergencia humanitaria y de derechos humanos

El contrabando de armas de fuego está alimentando la violencia, mientras la nación caribeña sigue «siendo un país de tránsito de drogas, principalmente cocaína y marihuana», señala el informe.

Asimismo, menciona los desafíos de patrullar 1.771 kilómetros de la costa y una frontera de 392 kilómetros con República Dominicana, debido a una grave escasez de personal, recursos insuficientes de la policía nacional, la guardia fronteriza y la guardia costera, que están «cada vez más en el punto de mira de las pandillas».

De acuerdo a la UNODC, Haití «sufre la peor emergencia humanitaria y de derechos humanos en décadas» con el aumento de homicidios, secuestros y desplazamientos. «Las autoridades reportaron 2.183 homicidios y 1.359 secuestros en 2022, casi el doble del número de casos del año anterior», indica.

En este sentido, advierte que la crisis de seguridad nacional en el país «tiene el potencial de generar un efecto de contagio regional con implicaciones globales». «Si las instituciones de seguridad y desarrollo del país se desintegran, será necesaria una respuesta internacional significativa, que incluya ayuda de emergencia a gran escala y una operación de estabilización o de apoyo a la paz», resalta.

La violencia relacionada con pandillas en el país fue documentada en otro informe de la Secretaría General del Consejo de Seguridad de la ONU en enero de 2023.

El Gobierno haitiano, por su parte, ha pedido en repetidas ocasiones el envío de una fuerza militar internacional para combatir a las bandas armadas. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *