miércoles, abril 24, 2024
Nacional

Un polícia muerto y otro más herido tras un ataque armado en Cúcuta

Un nuevo ataque armado en la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander) dejó como saldo un uniformado -adscrito a la Policía Metropolitana de la ciudad- muerto y otro más herido. Los hechos, según la información preliminar, se registraron en el sector conocido como San Fernando del Rodeo en la noche del 6 de febrero.

De acuerdo con la primera información obtenida por RCN Radio, los policías realizaban labores de patrullaje sobre dicha zona periférica cuando fueron atacados con un arma de fuego por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta.

La cadena radial conoció que, una vez se reportó el ataque, los policías recibieron atención médica en el lugar de los hechos, para luego ser trasladados hasta un centro hospitalario. Según el mismo medio, uno de los patrulleros, identificado como Gerson Pérez Rodríguez, permanecía bajo pronóstico reservado debido a la gravedad de sus heridas.

Horas después del ataque, el diario cucuteño La Opinión, dio a conocer que debido a que Pérez Rodríguez recibió un disparo en su espalda y en su rostro, no logró sobrevivir por la gravedad de dichas heridas.

El otro policía que resultó lesionado, de acuerdo con RCN Radio, se encuentra fuera de peligro y, a esta hora, permanece a la espera de una segunda valoración para que así pueda ser dado de alta.

Respecto a los hombres que están detrás del ataque armado, las autoridades indicaron al mismo medio que, hasta el momento, desconocen de quiénes se tratarían debido a que huyeron tras los hechos. No obstante, desde la Policía aseguraron que adelantan las acciones pertinentes para esclarecer el caso.

Es de recordar que este no es el primer hecho violento que se registra en Colombia en las últimas semanas. El pasado viernes 3 de febrero se registró una masacre en la vereda El Trébol, en el departamento del Magdalena.

En diálogo con la revista Semana, el coronel Jorge Bernal, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Santa Marta, reveló que los hechos ocurrieron sobre las 2:30 de la mañana de ese viernes, donde cuatro hombres fueron brutalmente asesinados.

“Una vez la Policía Metropolitana de Santa Marta conoce los hechos ocurridos en la vereda El Trébol, se desplaza un grupo de hombres de inteligencia y Policía Judicial para que asuman la investigación. En el lugar de los hechos se hallan cuatro cuerpos sin vida de los trabajadores de la mina ilegal de oro. La primera hipótesis que se maneja de los hechos es que los delincuentes que irrumpieron en el lugar llegaron a las 2:30 de la mañana, lo cual generó una reacción por parte de estas personas, lo que llevó (a los asesinos) a ultimarlas”, indicó al medio bogotano el coronel Bernal.

Según los detalles entregados por el comandante (e) de la Policía de Santa Marta a Semana, los cuerpos de los hombres fueron hallados sobre unas hamacas, atados de manos y con aparentes signos de tortura.

Las víctimas, según el mismo medio, fueron identificadas como Deiber Billares Tovar, de 40 años; Juan Ramiro Ramírez Navas, de 26 años, y Carlos Mario Romo Dita, de 21 años. La identidad de la otra víctima aún es desconocida.

Respecto a los motivos del crimen, el comandante del batallón Alta Montaña Número 6, el coronel Edwin Andrés Cano, aclaró a la revista Semana que la masacre no estaría vinculada a enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

“En coordinación con la alcaldía municipal se llevó un movimiento en la zona y el Ejército Nacional se encuentra en la zona de los hechos. Adicional a eso, todo, al parecer, se trata de un hurto y sí podemos confirmar que no se trata de una confrontación armada por parte de los grupos como AGC Clan del Golfo o Los Pachenca”, puntualizó el coronel Cano al mismo medio. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *