Un solitario gol de Pedri mantiene al Barcelona en el liderato


En un partido discreto, el club azulgrana derrotó 1-0 al Getafe.

Un tanto de Pedri González permitió al Barcelona resolver un partido muy espeso ante el Getafe para continuar al frente de LaLiga (1-0), en un encuentro con poco fútbol y menos ocasiones de gol.

Los azulgranas, que habían perdido cuatro puntos en casa esta temporada, picaron piedra para sacar adelante el encuentro frente a un Getafe ultradefensivo que tuvo alguna opción a la contra, especialmente en una acción de Borja Mayoral en el primer tiempo.

La confianza con la que el Barcelona llegó al partido, con el título de la Supercopa bajo el brazo, no tuvo reflejo en su fútbol, pero le sirve para seguir líder de LaLiga.

Suerte tuvo el Barcelona de Pedri. Su tanto recuerda a aquellos goles ‘old school’ firmados por los azulgranas cuando los centrocampistas llegaban desde la segunda línea. Así anotó el canario, que aprovechó una asistencia de Raphinha, en una jugada que inició Christensen en una recuperación.

Era el minuto 35 y hasta ese momento la densidad defensiva del Getafe, con un 5-4-1 y las líneas muy juntas, no había dejado maniobrar a los azulgranas.

Los de Xavi no acertaban ante la maraña construida por Quique Sánchez Flores, que lo fiaban todo a la contundencia defensiva y a que Enes Ünal y Borja Mayoral descolgaran balones para segundas jugadas.

El Barcelona intentó abrir el campo, con Raphinha por la derecha y Dembélé por la izquierda; para abrir la lata, pero le costaba mucho crear, más que crear incluso llegar cerca de la meta de David Soria.

Los desbordes de Dembélé, algún pase filtrado, el ejercicio estajanovista de siempre de Gavi y los detalles de calidad, en cuentagotas, de Pedri era lo poco que ofrecía el Barça y el partido.

Consiguió el Getafe desconectar durante muchos minutos a los azulgrana. Ansu, de ‘9’ ante la ausencia de Robert Lewandowski, apenas apareció y es que parece que a Fati le puede la ansiedad.

El gol no llegaba y el Getafe, cada vez más atrás, no parecía sentir el peso de los minutos ni de perseguir sombras durante demasiado tiempo. Una acción dentro del área entre Gavi y Ansu fue de lo mejor durante la primera media hora.

Fue entonces cuando Xavi decidió permutar la posición de sus extremos y en una jugada puntual, Raphinha, el delantero menos incisivo hasta entonces, aprovechó una recuperación de Christensen para asistir a Pedri, que llegó desde la segunda línea (1-0, min. 35).

La mejor noticia para el Barça era que hasta entonces no parecía sufrir demasiado, en parte por la fiabilidad de su pareja de centrales (Christensen-Koundé), que fue de lo mejor de los azulgranas en el primer tiempo.

Antes del final de la primera mitad, el Getafe tuvo el 1-1 en un error de Pedri, que dejó solo a Borja Mayoral en el minuto 41. En el uno contra uno ante Ter Stegen, el alemán salió ganador y salvó a su equipo.

Sánchez Flores adelantó las líneas de su equipo en el segundo tiempo. Xavi puso a Eric y Alba por Christensen, con problemas físicos, y Balde, pero la inercia del partido no cambió.

El Barcelona no llegaba a la meta contraria y el Getafe, tampoco, por lo que el partido se convirtió en un juego de errores.

El ritmo de partido era tan bajo que en los segundos 45 minutos los dos metas fueron meros espectadores y solo tuvieron que intervenir en una ocasión cada uno.

David Soria para salvar en el minuto 85 un gol que no parecía complicado por parte de Kessié y Ter Stegen para detener un remate de cabeza de Latasa en el tiempo añadido.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *