Familiares del fiscal Pecci piden cautela en manejo de informaciones


Temen represalias contra ellos y miembros de la fuerza pública por las investigaciones sobre este caso.

Los familiares del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci, asesinado en mayo de 2022 en una playa de Colombia, pidieron cautela en el manejo de la «información sensible» relacionada con este caso, al advertir sobre eventuales represalias contra ellos o efectivos de la fuerza pública a raíz de los procedimientos contra grupos criminales.

«Hoy, más que nunca, queremos llamar a la cordura, mesura y cautela en el manejo de cualquier información sensible que pueda afectar el desarrollo de las investigaciones tanto en Colombia, Paraguay, como en cualquier otro país donde el crimen organizado haya extendido sus tentáculos», señalaron las familias Pecci Albertini y Pecci Aguilera en un comunicado dirigido a la opinión pública y a los formadores de opinión.

El documento, publicado en su cuenta de Twitter por Sebastián Acha, amigo del exfiscal y portavoz de la familia, y retomado este jueves por medios locales, señaló que «cualquier procedimiento contra grupos criminales implícitamente conlleva un riesgo para los familiares del fiscal Pecci, así como para los efectivos de la fuerza pública que lo vayan a ejecutar».

«Por esta razón -agregaron, sin abundar en detalles-, ante el eventual acceso a información sensible, exhortamos puedan reflexionar y sopesar cualquier eventual represalia que este grupo de asesinos pueda llegar a tomar contra todos ellos».

En ese contexto, se declararon convencidos de que «se acompañará desde todos los sectores de información y comunicación resguardando las futuras acciones que puedan llevarse a cabo por parte de autoridades de seguridad».

Además, los familiares atribuyeron al «profesionalismo» de las fuerzas de seguridad de Colombia, Paraguay y EE.UU. que la investigación haya «progresado de manera satisfactoria».

Pecci, uno de los fiscales antimafia más importantes de Paraguay, fue asesinado por sicarios en una moto acuática cuando se encontraba en una playa de un hotel en la isla de Barú, próxima a la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, celebrando su luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera.

Este miércoles, las autoridades salvadoreñas informaron sobre la captura en ese país de la ciudadana colombiana Margaret Lizeth Chacón, por su presunta vinculación con el asesinato del respetado fiscal.

También se conoció el domingo de la captura en Bogotá y en la localidad colombiana de Rionegro de los hermanos Andrés Felipe y Ramón Emilio Pérez Hoyos, acusados de haber contratado a los autores materiales del crimen.

Con esas dos capturas, se elevaron a siete los judicializados en Colombia por este hecho, de los cuales cuatro aceptaron su responsabilidad y fueron condenados.

Por su parte, en Venezuela fue detenido el pasado 21 de diciembre Gabriel Salinas, uno de los identificados como autores materiales del asesinato.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *