Tres muertos, entre ellos una niña de ocho años en el Valle del Cauca

En el Valle del Cauca, una arremetida sicarial tiene consternados a los habitantes y autoridades de la región. Se trata de un ataque con arma de fuego contra los habitantes de una vivienda en la cual se estaba celebrando un cumpleaños.

El hecho violento ocurrió en el municipio de La Unión, ubicado al norte del departamento, allí en el barrio Ciudadela llegaron los hombres armados accionando sus armas, con la mala suerte que uno de los proyectiles terminaron impactando a una niña de tan solo ocho años de edad, de igual forma otros dos sujetos perdieron la vida, un menor de 17 y otro joven de 18 años identificado como Johan Stiven Dávila.

El comandante de la Policía Valle el coronel Éver Yovanny Gómez, indicó respecto al ataque armado: “este hecho ocurrió, cuando al parecer estas personas llegaban al lugar de residencia, siendo abordados por hombres, quienes sin mediar palabra accionaron su arma de fuego, atentando contra la humanidad de estas personas y huyeron del lugar de los hechos”.

Respecto a lo sufrido por la pequeña niña indicó el coronel Gómez que pese a los esfuerzos por parte del personal médico la menor terminó sin signos vitales: “lamentablemente resultó herida y fue trasladada a un centro médico donde minutos más tarde pierde la vida”.

Sorpresas en la escena del crimen

Dentro de la conmoción del asesinato se suma que en el lugar de los homicidios las autoridades encontraron que era un sitio donde habían herramientas para preparar el coctel psicodélico conocido como 2cb ‘tussi’.

“Igualmente en el lugar de los hechos se encontraron elementos para la fabricación de sustancias alucinógenos tipo tussi”, concluyó el comandante de la Policía Valle el coronel Éver Yovanny Gómez.

Por el momento las autoridades vallecaucanas investigan el paradero y la identidad de los sicarios responsables del asesinato múltiple, de igual manera deben esclarecer los móviles del asesinato y por qué habían elementos para fabricar drogas como 2cb en el lugar de los hechos.

Sobre más información judicial de la región: la Armada Nacional informó que, en las últimas horas, realizaron la primera incautación del año de un cargamento de cocaína en aguas del Pacífico colombiano. Se trató de 273 kilogramos de clorhidrato de cocaína que fueron confiscados en zona rural de Buenaventura, Valle del Cauca.

De acuerdo con la autoridad naval, gracias a información de inteligencia naval, unidades de Guardacostas de la Fuerza Naval del Pacífico lograron interceptar a una lancha que se movilizaba de forma sospechosa sobre el sector conocido como ‘La Barra’.

Una vez el bote fue inmovilizado por integrantes de la Unidad de Reacción Rápida (URR) de la Estación de Guardacostas de Buenaventura, la motonave fue trasladada a la estación donde las autoridades la inspeccionaron hallando un doble fondo en el que se presumía había un alijo de sustancias ilícitas.

“Posteriormente, con la presencia de funcionarios de la Seccional de Investigación Judicial de la Policía Nacional – SIJÍN, se realizó la apertura de la embarcación, encontrando 273 paquetes prensados ocultos, que al momento de realizar las Prueba de Identificación Preliminar Homologada – PIPH a la sustancia, arrojó positivo para clorhidrato de cocaína con un peso de 273 kilogramos”, informó la autoridad marítima.

Según la Armada Nacional, el alijo en el mercado ilegal tendría un costo de más de nueve millones de dólares por lo que, de acuerdo con la autoridad naval, gracias a la incautación se impidió que se comercializaran más de 682 mil dosis de cocaína en el mundo. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *