Inicia el Foro de Davos con la crisis energética y el conflicto en Ucrania como puntos clave

La reunión anual del Foro Económico Mundial inicia este lunes en la ciudad suiza de Davos, donde la élite política y económica, así como nombres de alto perfil del mundo académico, medios de comunicación y sociedad civil vuelven a darse cita de forma presencial tras las dos últimas ediciones que se llevaron a cabo de manera virtual debido a la pandemia del covid-19.

El lema de la cumbre de este año, que se prolongará hasta el 20 de enero, es la ‘Cooperación en un mundo fragmentado’ y algunos de los temas centrales a tratarse son la alta inflación en la economía, la crisis energética, el cambio climático y el conflicto en Ucrania.

La desaceleración económica, el aumento de los precios de los alimentos y la energía, así como una «mayor fragmentación geoeconómica, vulnerabilidades del sector financiero, incluidos precios de activos inflados y altos niveles de deuda, y una crisis climática fuera de control» están interconectados, y a menos que no se encuentre una solución el mundo podría enfrentar una «década de incertidumbre y fragilidad», advierte el Foro Económico Mundial.
Fragmentación geoeconómica

En el ámbito geopolítico, la organización lamenta que el comercio ha sido utilizado como arma por parte de algunos países para castigar a sus rivales. «La paleta geopolítica pasó de la cooperación a la competencia. Existe una necesidad creciente de un nuevo sistema global que esté más basado en las partes interesadas y equipado para manejar la dinámica del siglo XXI», agrega.

La edición actual del Foro de Davos contará con la participación de solo un líder del G7, el canciller de Alemania, Olaf Scholz. No es la primera vez que la cumbre cuenta con una escasa asistencia de mandatarios del bloque. Las razones para la ausencia a menudo implican problemas más apremiantes que se abordan en sus países, según CNBC.

Otra sombra proyectada sobre la ciudad suiza esta semana es la de la economía global, con el Banco Mundial recortando su perspectiva de crecimiento para 2023 al 1,7 %. Los organizadores de la cumbre han decidido no celebrar recepciones ostentosas ni mostrar demasiado optimismo a medida que aumenta el costo de vida en gran parte del mundo, informa el diario The National.

En su Informe de Riesgos Globales, el Foro Económico Mundial mostró que se espera que la «crisis del costo de vida» sea el mayor riesgo que enfrenta el mundo en los próximos dos años, seguido de «desastres naturales y clima extremo».
Un foro sin rusos ni chinos

Por otro lado, la presente edición refleja el cambio del nuevo orden mundial, puesto que no contará con la participación de ningún multimillonario de Rusia ni de China, reporta Bloomberg. Hasta hace poco, los magnates rusos «eran un elemento fijo en Davos», pero este año no asistirá ninguno debido al conflicto en Ucrania y al rechazo de Occidente hacia Rusia.

En cuanto a los multimillonarios chinos, su ausencia se debe especialmente a la pandemia. En total 116 magnates de diferentes países se registraron para el foro, y de ellos 33 son de Estados Unidos.

Además, la reunión contará con una fuerte presencia ucraniana e incluso está previsto que la primera dama de Ucrania, Yelena Zelénskaya, participe en una sesión en línea. Según The National, las discusiones en este aspecto se centrarán en gran medida en mantener el apoyo de Occidente a Kiev.

En los últimos años, el Foro de Davos se ha convertido cada vez más en objeto de críticas, y en la propia Suiza el pasado domingo se realizaron protestas calificándola como la cumbre de la «vergüenza». Incluso algunos asistentes a la reunión han acusado a otros participantes de elitismo e hipocresía, por ejemplo, por llegar en aviones privados para hablar sobre el cambio climático. Con RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *