Liberan a dos menores que estaban en poder de una de las disidencias de las FARC

La situación de orden público en la zona rural de Buenaventura (Valle del Cauca) se ha complicado desde finales de 2022 por cuenta de los combates entre los grupos armados al margen de la ley que se disputan a sangre y fuego las rentas ilegales en esa zona del Pacífico colombiano, y en uno de esos enfrentamientos, dos menores de edad quedaron en poder de una disidencia de las FARC, que los entregó este viernes 6 de enero a la Defensoría del Pueblo.

“Una misión humanitaria de @DefensoriaCol llegó por vía fluvial hasta una de las zonas rurales más alejadas del Distrito de Buenaventura para recibir a 2 adolescentes de 14 y 16 años que habían sido retenidos tras enfrentamientos entre facciones disidentes de las Farc (sic)”, informaron desde esa entidad a través de su cuenta oficial de Twitter.

Según la información preliminar de ese organismo del Estado, los menores fueron retenidos tras los enfrentamientos entre miembros de la Segunda Marquetalia con los de la columna móvil Jaime Martínez.

“La Defensoría del Pueblo, a través de su Regional Pacífico, se dirigió a esta zona para verificar las condiciones de derechos humanos de las comunidades tras los combates”, agregaron.

También informaron que los menores recibieron atención médica para conocer su estado de salud y de esta manera dejarlos a disposición de las autoridades competentes para iniciar el proceso correspondiente para el restablecimiento de sus derechos.

“Desde la Defensoría del Pueblo se reitera una vez más el llamado a los grupos armados ilegales a respetar a la población civil y terminar con las acciones armadas que ponen en riesgo a las comunidades, particularmente a los menores de edad, sujetos de especial protección”, insistieron en la entidad.

Finalizaron recordando que en ese organismo siempre están prestos para servir de garantes para este tipo de acciones para proteger los derechos humanos de los ciudadanos.

“La Defensoría del Pueblo seguirá disponiendo de todos sus canales humanitarios y su capacidad institucional para facilitar el retorno seguro de las personas que se encuentran en poder de grupos armados ilegales, para que puedan volver a estar con sus familias”, afirmaron.

¿Se acabo la paz en Buenaventura?

Aunque en la ciudad portuaria, por lo menos en el casco urbano, no se habían reportado homicidios relacionados con enfrentamientos entre las bandas criminales que delinquen en ese territorio, luego de que esas estructuras establecieran una tregua para iniciar acercamientos con el gobierno del presidente Gustavo Petro, y de esta manera cesar su actividad violenta, en las zonas rurales la situación es otra.

Y las consecuencias ya se comienzan a evidenciar, ya que aparte de los enfrentamientos entre grupos disidentes de la extinta guerrilla de las FARC, también se tiene el reporte de combates entre el ELN y el Clan del Golfo, donde el corregimiento del Bajo Calima fue una de las poblaciones más afectadas.

De hecho, la Personería de Buenaventura denunció que en el río del mencionado corregimiento hallaron un cuerpo desmembrado.

“Hemos venido como Ministerio Público hacer a través de una visita de verificación teniendo en cuenta la preocupación que nos han trasladado la comunidad por la presunta presencia de cadáveres. Lo primero que encontramos en la rivera del río fue el cuerpo sin vida de una persona a la que le hacen falta algunas de sus extremidades superiores”, confirmó el personero delegado de derechos humanos de Buenaventura, José Luis Bernat, a RCN Radio.

Por ahora, según la Secretaría de Gobierno de Buenaventura, se activó un plan de contingencia con la Segunda Brigada de la Infantería de Marina, la Alcaldía Distrital y la Defensoría del Pueblo en la zona, con el fin de restablecer el orden público en el sector. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *