Turista griego denunció que lo estafaron en Cartagena

En plena época de turismo en Cartagena se ha destapado una gran polémica luego de que un turista griego denunciara que fue estafado en esa ciudad, la cual eligió desde el pasado mes de diciembre para venir a pasar su temporada de vacaciones de fin de año.

Según denunció Ellis Kay ante el medio local El Universal, desde la primera semana de diciembre, a través de internet había apartado su hospedaje en la ciudad con anterioridad. Se trata de un apartamento que está ubicado en la zona de Marbella por el que pagó 2′500.000 pesos y que se ha convertido en “una pesadilla” desde el pasado 15 de diciembre, día en el que llegó a la ciudad.

“Alquilé un apartamento en Marbella y desde que llegué tuve problemas porque los primeros cuatro días no tenía gas para cocinar, el microondas nunca funcionó, las ollas y los sartenes estaban en mal estado”, reveló Kay al medio cartagenero. Además, señaló que cuando hizo el negocio -en diciembre de 2022- y vio las fotos del lugar todo parecía estar en orden y por eso había apartado el lugar con un anticipo de 1′200.000 pesos.

El turista señaló que lo aquello que lo había motivado a venir a Cartagena y hospedarse en ese lugar había sido precisamente la descripción del lugar que le había dado el dueño del sitio y las fotos que había recibido para darse una idea de lo que sería su hospedaje durante los días de su paso por Colombia.

Además, que como su plan era no gastar tanto dinero comiendo en restaurantes, había buscado especialmente un lugar en el que pudiera cocinar. Al ver que el apartamento no contaba con las mínimas condiciones para hacerse su propia comida, como se lo habían garantizado anteriormente, él pidió el retorno de una parte de los dos millones y medio que había cancelado.

En ese momento empezó el problema entre el turista y el dueño del apartamento, pues este último se negó rotundamente a devolver dinero a su cliente. Según detalló el extranjero, desde que llegó ha tenido que gastar más dinero del que tenía planeado en comidas por fuera del apartamento y en solucionar otros problemas que estas malas condiciones le desencadenaron.

“No creo que esté siendo irrazonable pidiendo que me devuelvan un tercio de los $2.500.000 que pagué. Yo hice la reserva la primera semana de diciembre antes de salir de Grecia. Llegué aquí el 15 de diciembre y he estado lidiando con esta pesadilla desde que llegué, pero nadie hace nada”, señaló al medio local.

Kay reveló que desde el 2008, Cartagena es una de sus ciudades favoritas para visitar en época de vacaciones, por lo que confió en esta persona porque ya tiene experiencia con la ciudad y sus habitantes. Sin embargo, en esta ocasión dio con una persona “deshonesta” que, según él, se aprovechó de su interés en venir a pasar el Año Nuevo en la ciudad.

El trato se hizo por un total de tres meses, tiempo que el turista planeaba quedarse en la ciudad y reveló que, descaradamente, el dueño del apartamento le ha dicho que pague el dinero de los próximos meses para poder comprar el microondas y las ollas que hacen falta en el apartamento. Ellis Kay terminó tan decepcionado de esta situación que señaló que “de ninguna manera daré dinero por adelantado ni me quedaré por mucho tiempo” en la ciudad.

Ante esta situación, se pronunció la Corporación de Turismo de Cartagena la cual recomendó a los turistas nacionales e internacionales que están planeando pasar un tiempo por la ciudad, verifiquen con mucha anterioridad el estado de los sitios en los que se quieren hospedar y que se fijen en que los consigan a través de agencias y operadores legales consultando si tienen Registro Único Nacional de Turismo.
La respuesta del dueño del apartamento

El mismo diario local contactó a la persona que le alquiló el apartamento al turista y este se mantuvo firme en su posición de no regresar ningún dinero. Para el cartagenero, los problemas con el apartamento debieron comunicarse desde el primer momento para solucionarlos, pero como Kay lo hizo días más tarde ya no hay nada que pueda hacer.

“Yo le dije al señor que si no le gustaba el apartamento tenía que haberlo informado por lo menos los tres días siguientes. Si usted recibe un apartamento automáticamente al días siguiente o los dos días posteriores empiezas a notar que no te gusta y llamas a la persona que te arrendó para que te resuelva”, expresó el dueño del lugar a El Universal. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *