Cabecilla de Los Pelusos escapó de la cárcel de Cómbita

El inicio de año resultó bastante movido para el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), tras el escandalo de la presunta venta de licor en la noche del 31 de diciembre a los internos de los centro de reclusión, se le suma el reciente reporte del escape de uno de los cabecillas de la banda delincuencial conocida como ‘Los Pelusos’.

Se trata de Brian Orlando Marín Cardona, un interno que se encontraba recluido en la Cárcel y Penitenciaría con Alta y Media Seguridad ‘El Barne’, ubicada en el municipio de Cómbita (Boyacá), y quién se habría fugado a lo largo de la mañana de hoy 2 de enero.

Desde el INPEC indicaron que Orlando Marín, cabecilla de ‘Los Pelusos’, había llegado al centro penitenciario con una condena de 6 años de los cuales habría pagado al rededor de 4, y quien al parecer estaba próximo a obtener su libertad.

Las autoridades indicaron que tras percatarse de la ausencia de Marín Cardona decidieron realizar un operativo plan candado para hallar su ubicación.

“El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario está presto a colaborar en todo lo pertinente a la investigación relacionada con este caso, por lo que se encuentra además, trabajando en conjunto con la Fiscalía General de la Nación”, se indicó en una comunicación desde el INPEC.

El detenido fugado había sido imputado y enviado a prisión en abril del 2020, aunque no es el único proceso judicial en su contra, dado que desde El Tiempo, se indicó que ya había sido condenado a mediados del 2012 por delitos contra la salud pública.

El escandalo que salpica al INPEC

La nueva unidad investiga del INPEC ya tiene en la mira a funcionarios que podrían estar involucrados en casos de corrupción al interior de las instalaciones carcelarias.

Entre ellos, guardias que para las fechas de Navidad y Fin de Año estuvieron ofreciendo botellas de alcohol que alcanzaban los $5′000.000.

Así lo dio a conocer en conversaciones con Caracol Radio el director de la entidad, coronel Daniel Gutiérrez: “Tenemos información de que cuando llega un interno nuevo le cobran por el uso de la plancha, le cobran por el uso de la celda. Esos son algunos hechos en contra de privados de la libertad. Tenemos que acabar con esa mala cultura de que todo se paga y con esas escuelas del crimen. (…) también algunos guardianes para estas fechas trataron de ofrecer, trago, licor a los internos, botellas de Whisky a cinco millones”.

La unidad investigativa especial encargada de detectar este y otros casos de corrupción fue creada tras la llegada en septiembre del coronel Gutiérrez al INPEC y depende únicamente de él, aunque también es coordinada por la Fiscalía General de la Nación.

Los guardias que intentaban meter de contrabando alcohol durante las celebraciones de fin de año ya estarían identificados y se espera que sean acusados por fiscales destacados, para fortalecer la lucha contra la corrupción, a pesar de que este tipo de hechos parece ser el pan de cada día en las cárceles colombianas.

Otra de las investigaciones que se encuentra en curso por la misma unidad es la de la fuga de alias ‘Matamba’, en la que podrían verse implicados hasta 20 funcionarios del Instituto penitenciario.

Esto, luego de que la Procuraduría sancionara a 59 miembros del INPEC, de los cuales el 90% ya se encuentran de nuevo en sus cargos, aunque cerca de una tercera parte de ellos siguen siendo investigados. Con Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *